LA PUESTA EN VALOR DE LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA
El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha concedido el Premio Nacional de Ilustración de este año a Alfredo González, artista asturiano que dedicó la mayor parte de su trayectoria profesional a trabajar este género.
AGENDA
Noviembre 6, 2017

Alfredo González, Ilustración para Seis barbas de besugo, Media Vaca. 2007

 

 

 

La Ilustración parece una de las disciplinas que menos atención merece dentro de las arte visuales, considerada un género menos destacado y más popular, en comparación a técnicas más reputadas como la pintura al óleo o el grabado. Por fortuna, en los últimos años la ilustración ha recuperado gran aprecio y la oferta de libros ilustrados en el mercado, para niños y adultos, se ha disparado. Ya no buscamos un libro de bolsillo de cuentos infantiles con dibujos hechos en serie, sino pequeñas obras de arte hechas con mimo y esmero en las que, en ocasiones, el texto queda relegado a un segundo plano.

 

 

 

Alfredo González, “De Moscú a Nueva York”, 1989

 

 

 

El Premio Nacional de Ilustración se concede desde 1978, si bien durante los primeros 30 años el objetivo era premiar un trabajo de ilustración que fuera inédito en España, recogido en una publicación infantil o juvenil. Desde 2008 la línea de este galardón ha cambiado, y ahora se premia el conjunto de la trayectoria artística del autor, como ilustrador, en el ámbito de las letras españolas.

 

 

 

Alfredo González, “Teoría de Madrid”, 1980

 

 

 

Este año el premio ha recaído en Alfredo González “por su dilatada trayectoria, que le ha llevado a trabajar en distintos puntos de España y del mundo, por su cultivo de distintos aspectos de la ilustración y por su magisterio e influencia en sucesivas generaciones”, como ha declarado el Ministerio. Este autor, licenciado en Filosofía y Teología, trabajó durante años en el mundo de la publicidad, profesión que le llevó a vivir en numerosos países antes de regresar a España.

 

 

 

Alfredo González. “Nueva York”, 1995

 

 

 

Alfredo ha consagrado a la ilustración 65 años de su vida. Colaboró asiduamente en medios como EL PAÍS, La Codorniz, El Jueves, El Papus, Muy Sr. Mío, Cambio 16, La Calle y El Mundo. También ilustró trabajos en cooperación con escritores como Francisco Umbral, en la obra Teoría de Madrid, o Ignacio Carrión, en De Moscú a Nueva York. El premio le llega a sus 84 años, en un momento perfecto, como él mismo confiesa “Se me esponja el alma con este premio, es el mejor de todos los que he recibido y llegó en el momento ideal”.

 

COMPARTE ESTE EVENTO

1

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

Noviembre 16, 2017
AGENDA