ARISSA.LA SOMBRA Y EL FOTÓGRAFO, 1922-1936
Con su obra en el olvido durante décadas, Antoni Arissa recupera la posición que le corresponde en el Parnaso de las estrellas de la fotografía...
ART MADRID
Agosto 27, 2014

Con su obra en el olvido durante décadas, Antoni Arissa recupera la posición que le corresponde en el Parnaso de las estrellas de la fotografía de nuestro país. La de Fundación Telefónica es la primera antología sobre el autor y se podrá visitar hasta el 14 de septiembre.

Con dos comisarios de excepción, como son Valentín Vallhonrat y Rafael Levenfeld, “Arissa, la sombra y el fotógrafo 1922-1936” muestra más de 160 imágenes en blanco y negro ordenadas en tres bloques estilísticos: el pictorialismo (1922-1928); la evolución hacia las soluciones visuales de la modernidad (1930) y la Nueva Visión, desde 1930 hasta 1936, cuando Arissa ya es abanderado de la vanguardia fotográfica.

En su primera etapa, que compaginaba con el trabajo en la imprenta familiar, Antoni Arissa (Sant Andreu 1900 – Barcelona 1980) retrata escenas rurales, iconografías campestres, escenografías como ficciones de una Tierra romántica y de valores tradicionales, imaginario que perpetuaría hasta la llegad a los años 30 y sus primeros pasos hacia la Nueva Visión, el estilo que en toda Europa ya adoptaban los diseñadores gráficos, tipógrafos e impresores de vanguardia y que defendían una fotografía más moderna, sin ficciones ni simbolismos y caracterizada por la pulida composición, la forma y la línea características de la fotografía centroeuropea.

Arissa se acerca a la fotografía conceptual y empieza a cogerle gusto a los objetos y las calles, a pedazos de la vida que cobran pleno significado delante del objetivo del fotógrafo.

Al finalizar la Guerra Civil, la gran mayoría de las plataformas que difundían la modernidad desaparecieron y con ellas gran parte del trabajo de Arissa y de otros creadores de la época. No fué hasta principios de los años 90 que la exposición Las vanguardias fotográficas en España, recuperó algunos de sus trabajos y su figura salió de las sombras. Hoy, Arissa es símbolo de modernidad y vanguardia, referencia de publicistas, diseñadores y fotógrafos.

 

 

 

COMPARTE ESTE EVENTO

1

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES