Carmen Selma

Carmen Selma

Valencia, 1980

Para la pintora Carmen Selma la memoria es uno de los pilares fundamentales de su trabajo. Siente especial interés por descubrir el pasado, sumergiéndose en él para intentar comprender el presente. Sus referentes son fotografías antiguas a partir de las cuales intuye o imagina las historias de los fotografiados, apropiándose de sus expresiones y de sus gestos, contenidos por emociones o vivencias que se cuentan en silencio. La pintura al óleo le ofrece la posibilidad de utilizar una técnica del pasado desde una perspectiva actual. Su trabajo se presenta como un reclamo, en un intento por despertar la atención y llamar a la observación y la reflexión en este contexto en el que la vertiginosa inmediatez parece querer someterlo todo.