Horacio Fernández

Horacio Fernández

Santiago de Chile, 1960

La abstracción pasó de ser una de tantas vanguardias que irrumpieron en el panorama artístico de Europa a convertirse en una corriente internacional, gracias en parte a las capacidades interpretativas que le son propias. De esta manera, ha recorrido un fructífero camino, aunque no siempre apacible al verse denostada en multitud de ocasiones por detractores del arte no objetual. Sin embargo, ha ido creciendo y desarrollándose a través de múltiples tendencias -abstracción concreta, gestual, no objetual, geométrica, etc.- de la mano de grandes maestros del arte. De esta manera, la abstracción se ha consolidado como uno de los principales lenguajes del mundo del arte y a día de hoy continúa generando nuevos mecanismos de comunicación.