Osvaldo González

Osvaldo González

Camagüey (Cuba), 1982

La experimentación con el espacio ha sido una constante en la obra de Osvaldo González. Para comprender plenamente practica artística es fundamental reconocer su trabajo de instalación donde el espacio físico y los objetos de la vida cotidiana a menudo se entrelazan. El punto de partida de González parte de una interacción minuciosa y laboriosa con materiales como cinta adhesiva o láminas de plástico.

Sus instalaciones a menudo terminan disponiéndose en el espacio de maneras inesperadas, como envolver la luz eléctrica con una envoltura de plástico, colocar láminas transparentes circulares sobre un piso de madera o crear muebles con cajas de cartón. En su trabajo más reciente, Osvaldo crea pantallas de luz, en las que los materiales que utiliza en sus instalaciones son llevados al formato bidimensional, creando así nuevos e inesperados efectos visuales.