ARTE A UN CLICK, MEDIA PARTNER DE ART MADRID’18

Arte a un Click es un magazine, una plataforma de arte contemporáneo y un catalizador de cultura. Es, además, un fantástico equipo de profesionales comprometidas y para Art Madrid’18 es un lujo colaborar con ellas.

Arte a un click

Su principal objetivo, como plataforma de comunicación de arte contemporáneo, es acercar el arte al público general, pero, a la vez, ofrecen servicios personalizados y profesionales para ferias de arte, artistas, galerías y centros de arte. La capacidad de difusión de Arte a un Click es uno de sus puntos más fuertes, situándose entre los magazines más destacables a la hora de conocer las últimas novedades en este campo.

Arte a un click

Su actividad se centra en ferias, festivales y exposiciones, aunque la web ofrece una amplia variedad de contenidos. Entrevistas a galeristas, artistas noveles y consagrados, directores de proyectos de interés, se combinan con reseñas de exposiciones, agendas… Siempre desde una perspectiva profesional marcada por la búsqueda de comprensión, acercamiento y pasión por el arte, una pasión que desarrolla José Luis Calleja Isla, subdirector del espacio, “queremos que lo que ofrecemos llegue al público de forma fresca y sincera, que nos busquen porque nuestros contenidos están no solo curados sino recopilados pensando en el arte y, sobre todo, en los creadores, auténticos protagonistas de nuestro espacio.”

Atentos a las ferias y festivales, focos de patrocinio, exhibición y conocimiento de todas las novedades en el arte del momento y conscientes de la necesidad de que el coleccionista y por ende, la venta, se conforme como una opción plausible y deseable, otra de las líneas de actuación de Arte a un Click es la organización de proyectos expositivos en esas ferias, como han sido los desarrollados para Jäälphoto, ArtNitCampos, Room Art Fair, MARTE, Art & Breakfast, Art Photo Bcn y Cultur3 Club.

Obra de Irene Cruz

En 2017 sus servicios han aumentado y se han especializado en contenidos y difusión online, más adaptada a las audiencias del mundo digital. “La difusión en redes sociales es hoy en día un gran reto, los cambios son vertiginosos y continuados, y no podemos pretender que el creador, el galerista o el comisario se dedique a seguir esos cambios. Por ejemplo, antes twitter era una red que generaba un enorme movimiento, ahora, si no tienes un público objetivo muy, muy enfocado a lo que ofreces, el alcance es escaso. Facebook sigue siendo la red que más peso tiene, aunque pueda parecer que Instagram es ahora la red con más influencia, hay que tener en cuenta que se trata de públicos distintos (sin olvidar que son la misma empresa), mientras en la primera se buscan contenidos más personalizados, la segunda está dirigida sobre todo a las generaciones más jóvenes, cuyo consumo de formatos que duran menos de 24 horas como las instagram stories es mucho más relevante. Hay pues que definir muy bien el nicho de mercado y decidir qué plataforma funciona mejor. Todo es tremendamente rápido por eso es tan importante que nuestras redes estén compuestas por un público estable y fiel que nos permita hacerle llegar contenidos de calidad”, aclara Mercedes Palaín responsable de RRSS en Arte a un Click.

El punto de partida para establecer una estrategia de trabajo para un cliente en concreto es el estudio pormenorizado de lo que quiere ofrecer al público, no es lo mismo promocionar en redes a un artista emergente que apoyar el trabajo de una galería que lleva años abierta al público y que quiere ampliar su presencia en la red. Necesitamos estudiar pormenorizadamente cuanto ha hecho para difundir su espacio o su obra para así poder ofrecer los recursos que más resultados le produzcan con la menor inversión posible, que en definitiva es lo que todo el mundo busca”, añade Mila Abadía, directora de la plataforma.

Entre sus clientes, además de Art Madrid, destacan MARTE, Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón, la galería de Santiago de Compostela OlaLAB Acción Cultural y la galería de Barcelona Art Deal Project. “Escribir sobre espacios y ferias de tal interés es siempre un reto, expresar lo que sientes y hacerlo intentando que el lector penetre en lo que tu estás percibiendo es una experiencia única”, explica Ana Gr Yñañez, articulista en Arte a un Click.

Mujeres Mirando Mujeres

Uno de los principales y más recientes proyectos de Arte a un Click, por la calidad y el amplio reconocimiento obtenido, es “Mujeres Mirando Mujeres”, que celebra ya su IV edición. Esta iniciativa online reivindica el papel preponderante de la mujer en el ámbito artístico y es un proyecto que año tras año, gracias a la apuesta de sus participantes, se posiciona como un imprescindible en lo que a Arte y Género se refiere.

Hasta ahora el proyecto se asentaba en la invitación individualiza a distintas agentes del arte pero ahora ha han abierto la convocatoria y su plataforma de visibilidad a todas aquellas agentes culturales que quieran postularse para participar y así sumarse a alguno de sus formatos: PRESENTACIONES de artistas a cargo de comisarias, galeristas, directoras de ferias de arte, gestoras de espacios culturales, museólogas, o teóricas. ENTREVISTAS de artistas realizadas por blogueras, comunicadoras o periodistas especializadas en Arte y PROYECTOS INVITADOS. Iniciativas gestionadas y/o comisariadas por gestoras del arte, siempre orientados a implementar acciones de carácter colectivo y/o que supongan un apoyo a cuantas artistas lucharon por su posicionamiento en el mundo del arte. La publicación de los artículos es diaria a partir del día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

En esta edición amplían su apuesta con la exposición colectiva “El poder de la presencia” que se podrá visitar en EstArt Space (Alcobendas, Madrid) del 16 de marzo al 15 de mayo, y en el que tendrán cabida artistas de las tres primeras ediciones. “_Con la colectiva queremos destacar el hecho de que el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la vida pasa por la presencia, por estar y por hacer. Buscamos que las artistas reflexionen sobre el posicionamiento de la mujer en el mundo del arte y el cuestionamiento de dichos “lugares o esquemas” a los que hemos sido relegadas. Buscamos obras que cambien y cuestionen el discurso de la dominancia, narrativas que se posicionen desde una mirada liberadora para la mujer dentro del arte, como artista ante la sociedad y como agente transformador de la realidad”, nos cuenta explica Adriana Pazos Ottón, artista, comisaria y parte del equipo de Arte a un Click.

El arte es un lenguaje expresivo que no se conforma con seguir las pautas preestablecidas y se atreve a explorar nuevas opciones creativas. Sí, estamos ante algo intrínseco y consustancial al arte, porque una de sus finalidades es cuestionarse la razón de ser de nuestra realidad, ir un paso más allá de la ortodoxia instaurada, romper con el clasicismo y plantear un reto tanto para los artistas como para los espectadores. Y en este magma creativo, la incursión de nuevas técnicas y la combinación de disciplinas es el caldo de cultivo ideal para originar nuevos movimientos y tendencias.

Yoshi Sodeoka, “Utopia”

El arte experimental no empezó a designarse como tal hasta bien avanzado el s. XX. Hasta entonces, la eclosión y sucesión de movimientos artísticos dieron paso a manifestaciones cada vez más abstractas, más alejadas de la estética clásica, arquetípica e impostada, que había vivido pequeños episodios de evolución sobre la aparición de nuevas técnicas, pero con una producción muy basada en las exigencias del mecenas de turno. Era la dominación de los motivos religiosos, las reconstrucciones de relatos mitológicos, la tiranía de los retratos regios y nobiliarios, la expansión de los paisajes pomposos. Sin embargo, el siglo pasado fue la cuna del concepto de artista moderno, un autor autónomo, independiente, irreverente y difícil de dominar que quiso refugiarse también en un nuevo lenguaje para vivir al margen de los cánones.

Nacho Criado

Casi siempre, en sus inicios, las nuevas propuestas expresivas que se alejan del academicismo suelen recibir una dura crítica por parte del grupo más conservador y consolidado de las bellas artes. No olvidemos que esto mismo les había pasado a los impresionistas, abiertamente rechazados por los autores más tradicionalistas, que veían en su estilo una suerte de subversión (y hasta perversión) de la pintura. Hoy, en cambio, este movimiento de finales del s. XIX se ha consolidado como un referente ineludible de la historia del arte.

Cristopher Cichocki, “Fish With Enamel Illuminated by Ultra Violet Radiation”

Igualmente, toda forma experimental tiende a tratar temáticas menos amables y más arriesgadas que den cauce a las grandes inquietudes del momento. Por eso mismo, estas formas de expresión suelen asociarse con la crítica abierta al sistema establecido y el status quo de poder. Nada mejor que enturbiar la crudeza de un replanteamiento social con un golpe de efecto novedoso, como el que el arte experimental propone. Una ruptura de las reglas que exige una doble lectura para llegar al fondo del asunto. Porque, en esta corriente, pocas veces las cosas son lo que parecen.

Jim Drain

Así, el arte experimental se alimenta de recursos contemporáneos y construye su mensaje sobre el valor del propio discurso: importa más lo que se quiere decir que cómo se dice. La imagen, los elementos “extra-artísticos”, la influencia de otras profesiones y el impacto mediático juegan un papel fundamental en esta corriente aún hoy difícil de definir y concretar. El propio desarrollo del tejido artístico en cada momento y lugar determinan la expansión y acogida de estos modelos. La vieja y veterana Europa, tan apegada a su historia y herencia cultural, siempre ha ido a la zaga de otros focos pioneros, como los venidos del otro lado del charco. Quizás la ausencia de un peso histórico milenario y la inconsciencia de vivir una realidad con un pasado apenas bicentenario sirvan de impulso para marcar tendencia y erigirse en el campo de experimentación por excelencia. Perdamos el miedo a equivocarnos y probar.