ARTE A UN CLICK, MEDIA PARTNER DE ART MADRID’18

Arte a un Click es un magazine, una plataforma de arte contemporáneo y un catalizador de cultura. Es, además, un fantástico equipo de profesionales comprometidas y para Art Madrid’18 es un lujo colaborar con ellas.

Arte a un click

Su principal objetivo, como plataforma de comunicación de arte contemporáneo, es acercar el arte al público general, pero, a la vez, ofrecen servicios personalizados y profesionales para ferias de arte, artistas, galerías y centros de arte. La capacidad de difusión de Arte a un Click es uno de sus puntos más fuertes, situándose entre los magazines más destacables a la hora de conocer las últimas novedades en este campo.

Arte a un click

Su actividad se centra en ferias, festivales y exposiciones, aunque la web ofrece una amplia variedad de contenidos. Entrevistas a galeristas, artistas noveles y consagrados, directores de proyectos de interés, se combinan con reseñas de exposiciones, agendas… Siempre desde una perspectiva profesional marcada por la búsqueda de comprensión, acercamiento y pasión por el arte, una pasión que desarrolla José Luis Calleja Isla, subdirector del espacio, “queremos que lo que ofrecemos llegue al público de forma fresca y sincera, que nos busquen porque nuestros contenidos están no solo curados sino recopilados pensando en el arte y, sobre todo, en los creadores, auténticos protagonistas de nuestro espacio.”

Atentos a las ferias y festivales, focos de patrocinio, exhibición y conocimiento de todas las novedades en el arte del momento y conscientes de la necesidad de que el coleccionista y por ende, la venta, se conforme como una opción plausible y deseable, otra de las líneas de actuación de Arte a un Click es la organización de proyectos expositivos en esas ferias, como han sido los desarrollados para Jäälphoto, ArtNitCampos, Room Art Fair, MARTE, Art & Breakfast, Art Photo Bcn y Cultur3 Club.

Obra de Irene Cruz

En 2017 sus servicios han aumentado y se han especializado en contenidos y difusión online, más adaptada a las audiencias del mundo digital. “La difusión en redes sociales es hoy en día un gran reto, los cambios son vertiginosos y continuados, y no podemos pretender que el creador, el galerista o el comisario se dedique a seguir esos cambios. Por ejemplo, antes twitter era una red que generaba un enorme movimiento, ahora, si no tienes un público objetivo muy, muy enfocado a lo que ofreces, el alcance es escaso. Facebook sigue siendo la red que más peso tiene, aunque pueda parecer que Instagram es ahora la red con más influencia, hay que tener en cuenta que se trata de públicos distintos (sin olvidar que son la misma empresa), mientras en la primera se buscan contenidos más personalizados, la segunda está dirigida sobre todo a las generaciones más jóvenes, cuyo consumo de formatos que duran menos de 24 horas como las instagram stories es mucho más relevante. Hay pues que definir muy bien el nicho de mercado y decidir qué plataforma funciona mejor. Todo es tremendamente rápido por eso es tan importante que nuestras redes estén compuestas por un público estable y fiel que nos permita hacerle llegar contenidos de calidad”, aclara Mercedes Palaín responsable de RRSS en Arte a un Click.

El punto de partida para establecer una estrategia de trabajo para un cliente en concreto es el estudio pormenorizado de lo que quiere ofrecer al público, no es lo mismo promocionar en redes a un artista emergente que apoyar el trabajo de una galería que lleva años abierta al público y que quiere ampliar su presencia en la red. Necesitamos estudiar pormenorizadamente cuanto ha hecho para difundir su espacio o su obra para así poder ofrecer los recursos que más resultados le produzcan con la menor inversión posible, que en definitiva es lo que todo el mundo busca”, añade Mila Abadía, directora de la plataforma.

Entre sus clientes, además de Art Madrid, destacan MARTE, Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón, la galería de Santiago de Compostela OlaLAB Acción Cultural y la galería de Barcelona Art Deal Project. “Escribir sobre espacios y ferias de tal interés es siempre un reto, expresar lo que sientes y hacerlo intentando que el lector penetre en lo que tu estás percibiendo es una experiencia única”, explica Ana Gr Yñañez, articulista en Arte a un Click.

Mujeres Mirando Mujeres

Uno de los principales y más recientes proyectos de Arte a un Click, por la calidad y el amplio reconocimiento obtenido, es “Mujeres Mirando Mujeres”, que celebra ya su IV edición. Esta iniciativa online reivindica el papel preponderante de la mujer en el ámbito artístico y es un proyecto que año tras año, gracias a la apuesta de sus participantes, se posiciona como un imprescindible en lo que a Arte y Género se refiere.

Hasta ahora el proyecto se asentaba en la invitación individualiza a distintas agentes del arte pero ahora ha han abierto la convocatoria y su plataforma de visibilidad a todas aquellas agentes culturales que quieran postularse para participar y así sumarse a alguno de sus formatos: PRESENTACIONES de artistas a cargo de comisarias, galeristas, directoras de ferias de arte, gestoras de espacios culturales, museólogas, o teóricas. ENTREVISTAS de artistas realizadas por blogueras, comunicadoras o periodistas especializadas en Arte y PROYECTOS INVITADOS. Iniciativas gestionadas y/o comisariadas por gestoras del arte, siempre orientados a implementar acciones de carácter colectivo y/o que supongan un apoyo a cuantas artistas lucharon por su posicionamiento en el mundo del arte. La publicación de los artículos es diaria a partir del día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

En esta edición amplían su apuesta con la exposición colectiva “El poder de la presencia” que se podrá visitar en EstArt Space (Alcobendas, Madrid) del 16 de marzo al 15 de mayo, y en el que tendrán cabida artistas de las tres primeras ediciones. “_Con la colectiva queremos destacar el hecho de que el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la vida pasa por la presencia, por estar y por hacer. Buscamos que las artistas reflexionen sobre el posicionamiento de la mujer en el mundo del arte y el cuestionamiento de dichos “lugares o esquemas” a los que hemos sido relegadas. Buscamos obras que cambien y cuestionen el discurso de la dominancia, narrativas que se posicionen desde una mirada liberadora para la mujer dentro del arte, como artista ante la sociedad y como agente transformador de la realidad”, nos cuenta explica Adriana Pazos Ottón, artista, comisaria y parte del equipo de Arte a un Click.

Aunque las definiciones tradicionales de arte incluyen de un modo u otro referencias a la belleza, el equilibrio y la estética, la posmodernidad introduce cambios en esta máxima y plantea una aproximación al arte desprovista de los conceptos heredados del pasado para reforzar su valor expresivo frente a la búsqueda de lo bello.

Shepard Fairey, "Free speech".

No obstante, los nuevos tiempos traen consigo otras imposiciones y pautas. En un mundo vertiginoso como el actual, donde se hace alarde de tolerancia, integración e igualdad, en ocasiones el exceso de cautela nos sitúa en el lado opuesto y la mesura social de lo “políticamente correcto” deriva en restricciones a la libertad de expresión, censura encubierta, dobles lecturas del mensaje. Hay quien dice que hoy “no se puede decir nada sin que te caigan encima”. Una visita rápida a las redes sociales desvela que, muchas veces, la supuesta libertad que hoy disfrutamos se ha transformado en un inmenso campo en el que andar “como pisando huevos”.

Montaje de la obra "Presos políticos" de Santiago Sierra, retirada durante la feria ARCO'18

No nos engañemos, esto también es un signo de nuestro tiempo. Las opiniones son mejor recibidas cuando se empaquetan con una envoltura de humor e ironía, o cuando se anclan en sitios-comunes ampliamente compartidos. En este contexto, la crítica desde el mundo del arte debería gozar de una mayor permisividad, pero los hechos recientes demuestran lo contrario. La censura por discursos de corte político ha protagonizado portadas de periódicos y todo parece indicar que hay ciertos temas que es mejor no tocar.

Shepard Fairey en su estudio, vía papermag.com

Esto lleva a algunos autores a optar por convertir su obra en estandartes con sentido social donde la carga estética universaliza el mensaje. Digamos que no se busca abiertamente la crítica política, económica o social en composiciones que no dejan espacio a la imaginación (para eso ya existe el fotoperiodismo). El propósito es crear imágenes icónicas con un mensaje embebido en el propio diseño, por eso en este ámbito el arte gráfico es el ganador. Nada nuevo bajo el sol, todo hay que decirlo, pero el logro está en que las creaciones contemporáneas son dignas herederas de todo el acervo compositivo y estético de las décadas precedentes, y en ese sentido, no se les puede quitar el mérito de “refundir” lo antiguo con lo nuevo para crear algo diferente y único.

Shepard Fairey

Big brother is watching you, 2006

Serigrafía sobre papel

61 x 46cm

Shepard Fairey

Earth crisis, 2014

Serigrafía sobre papel

61 x 46cm

Shepard Fairey

Icon Collage Set II, 2016

Serigrafía

97.5 x 76cm

Shepard Fairey es un artista paradigmático en este tema. En sus entrevistas, él mismo ironiza sobre la contradicción que supone criticar al capitalismo en sus obras y luego vender las ediciones por miles de dólares. Bueno, no hay que fustigarse por ello, de otro modo los artistas seguirían siendo aquellos que pueden permitirse vivir de rentas, y se eliminaría la voz de tantos otros que aspiran a vivir de sus creaciones. No olvidemos tampoco que hubo una época (no hace mucho), en que el arte urbano se consideraba vandalismo. Fairey, que se autodefine como artista y activista, ha tenido que enfrentarse a estas polémicas cuando algunas de las piezas que propone no son del gusto de todo el mundo. Y, con todo, una cosa es evidente: sus obras son inconfundibles y han ayudado a difundir un mensaje universal donde las críticas al sistema siempre están presentes. Evidentemente, algunos artistas responden sí a la pregunta con la que habríamos este post: el arte es una herramienta de crítica.