ARTE A UN CLICK, MEDIA PARTNER DE ART MADRID’18

Arte a un Click es un magazine, una plataforma de arte contemporáneo y un catalizador de cultura. Es, además, un fantástico equipo de profesionales comprometidas y para Art Madrid’18 es un lujo colaborar con ellas.

Arte a un click

Su principal objetivo, como plataforma de comunicación de arte contemporáneo, es acercar el arte al público general, pero, a la vez, ofrecen servicios personalizados y profesionales para ferias de arte, artistas, galerías y centros de arte. La capacidad de difusión de Arte a un Click es uno de sus puntos más fuertes, situándose entre los magazines más destacables a la hora de conocer las últimas novedades en este campo.

Arte a un click

Su actividad se centra en ferias, festivales y exposiciones, aunque la web ofrece una amplia variedad de contenidos. Entrevistas a galeristas, artistas noveles y consagrados, directores de proyectos de interés, se combinan con reseñas de exposiciones, agendas… Siempre desde una perspectiva profesional marcada por la búsqueda de comprensión, acercamiento y pasión por el arte, una pasión que desarrolla José Luis Calleja Isla, subdirector del espacio, “queremos que lo que ofrecemos llegue al público de forma fresca y sincera, que nos busquen porque nuestros contenidos están no solo curados sino recopilados pensando en el arte y, sobre todo, en los creadores, auténticos protagonistas de nuestro espacio.”

Atentos a las ferias y festivales, focos de patrocinio, exhibición y conocimiento de todas las novedades en el arte del momento y conscientes de la necesidad de que el coleccionista y por ende, la venta, se conforme como una opción plausible y deseable, otra de las líneas de actuación de Arte a un Click es la organización de proyectos expositivos en esas ferias, como han sido los desarrollados para Jäälphoto, ArtNitCampos, Room Art Fair, MARTE, Art & Breakfast, Art Photo Bcn y Cultur3 Club.

Obra de Irene Cruz

En 2017 sus servicios han aumentado y se han especializado en contenidos y difusión online, más adaptada a las audiencias del mundo digital. “La difusión en redes sociales es hoy en día un gran reto, los cambios son vertiginosos y continuados, y no podemos pretender que el creador, el galerista o el comisario se dedique a seguir esos cambios. Por ejemplo, antes twitter era una red que generaba un enorme movimiento, ahora, si no tienes un público objetivo muy, muy enfocado a lo que ofreces, el alcance es escaso. Facebook sigue siendo la red que más peso tiene, aunque pueda parecer que Instagram es ahora la red con más influencia, hay que tener en cuenta que se trata de públicos distintos (sin olvidar que son la misma empresa), mientras en la primera se buscan contenidos más personalizados, la segunda está dirigida sobre todo a las generaciones más jóvenes, cuyo consumo de formatos que duran menos de 24 horas como las instagram stories es mucho más relevante. Hay pues que definir muy bien el nicho de mercado y decidir qué plataforma funciona mejor. Todo es tremendamente rápido por eso es tan importante que nuestras redes estén compuestas por un público estable y fiel que nos permita hacerle llegar contenidos de calidad”, aclara Mercedes Palaín responsable de RRSS en Arte a un Click.

El punto de partida para establecer una estrategia de trabajo para un cliente en concreto es el estudio pormenorizado de lo que quiere ofrecer al público, no es lo mismo promocionar en redes a un artista emergente que apoyar el trabajo de una galería que lleva años abierta al público y que quiere ampliar su presencia en la red. Necesitamos estudiar pormenorizadamente cuanto ha hecho para difundir su espacio o su obra para así poder ofrecer los recursos que más resultados le produzcan con la menor inversión posible, que en definitiva es lo que todo el mundo busca”, añade Mila Abadía, directora de la plataforma.

Entre sus clientes, además de Art Madrid, destacan MARTE, Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón, la galería de Santiago de Compostela OlaLAB Acción Cultural y la galería de Barcelona Art Deal Project. “Escribir sobre espacios y ferias de tal interés es siempre un reto, expresar lo que sientes y hacerlo intentando que el lector penetre en lo que tu estás percibiendo es una experiencia única”, explica Ana Gr Yñañez, articulista en Arte a un Click.

Mujeres Mirando Mujeres

Uno de los principales y más recientes proyectos de Arte a un Click, por la calidad y el amplio reconocimiento obtenido, es “Mujeres Mirando Mujeres”, que celebra ya su IV edición. Esta iniciativa online reivindica el papel preponderante de la mujer en el ámbito artístico y es un proyecto que año tras año, gracias a la apuesta de sus participantes, se posiciona como un imprescindible en lo que a Arte y Género se refiere.

Hasta ahora el proyecto se asentaba en la invitación individualiza a distintas agentes del arte pero ahora ha han abierto la convocatoria y su plataforma de visibilidad a todas aquellas agentes culturales que quieran postularse para participar y así sumarse a alguno de sus formatos: PRESENTACIONES de artistas a cargo de comisarias, galeristas, directoras de ferias de arte, gestoras de espacios culturales, museólogas, o teóricas. ENTREVISTAS de artistas realizadas por blogueras, comunicadoras o periodistas especializadas en Arte y PROYECTOS INVITADOS. Iniciativas gestionadas y/o comisariadas por gestoras del arte, siempre orientados a implementar acciones de carácter colectivo y/o que supongan un apoyo a cuantas artistas lucharon por su posicionamiento en el mundo del arte. La publicación de los artículos es diaria a partir del día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

En esta edición amplían su apuesta con la exposición colectiva “El poder de la presencia” que se podrá visitar en EstArt Space (Alcobendas, Madrid) del 16 de marzo al 15 de mayo, y en el que tendrán cabida artistas de las tres primeras ediciones. “_Con la colectiva queremos destacar el hecho de que el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la vida pasa por la presencia, por estar y por hacer. Buscamos que las artistas reflexionen sobre el posicionamiento de la mujer en el mundo del arte y el cuestionamiento de dichos “lugares o esquemas” a los que hemos sido relegadas. Buscamos obras que cambien y cuestionen el discurso de la dominancia, narrativas que se posicionen desde una mirada liberadora para la mujer dentro del arte, como artista ante la sociedad y como agente transformador de la realidad”, nos cuenta explica Adriana Pazos Ottón, artista, comisaria y parte del equipo de Arte a un Click.

Dentro de los perfiles profesionales especializados que se pueden encontrar en el sector cultural, y más concretamente, en el ámbito de las artes visuales, una de las ocupaciones más recientes es la del comisario. Si la década de los 80 fue el auge del rol del artista, con su carácter innovador y la puesta en valor de su figura como articulador esencial de las propuestas creativas, el final de siglo trasladó el interés hacia los propios centros expositivos y su labor como custodios de la producción actual y como espacios para dar cabida a todas las propuestas. El cambio de milenio introdujo con fuerza en este panorama el rol del comisario. Quizás unido a una crisis de identidad social, quizás a la complejidad que está adquiriendo actualmente los proyectos contemporáneos, la necesidad de construir, articular y ahondar en los discursos artísticos se hizo evidente.

Aunque las funciones encomendadas a esta profesión no son nuevas en su totalidad, pues antes habían sido asumidas por conservadores, críticos o expertos según las temáticas, el rol ha adquirido solidez porque aúna todas estas finalidades al tiempo que permite la especialización de otros profesionales en sus respectivos ámbitos de competencia. Ahora bien, como algunos comisarios mismos señalan, no debe olvidarse el espíritu genuino de esta figura, que ha nacido para facilitar el entendimiento del discurso, crear narrativas dentro de un contexto en ocasiones caótico y disperso, mediar entre las obras y el espectador y crear puentes entre el arte contemporáneo y la sociedad.

El arte de nuestros días plantea multitud de incógnitas para el visitante que debe enfrentarse a propuestas muchas veces alejadas de los cánones estéticos pautados, lo que da paso a la incertidumbre y el desconcierto; pero, a su vez, estas obras emplean un lenguaje más cercano, unos materiales y hasta composiciones desprendidas de la sofisticación y el alarde técnico de antaño, algo que, lejos de favorecer la proximidad con el mensaje, genera cierto distanciamiento. Lo que acabamos de describir es parte de la esencia misma del arte actual. El cuestionamiento de las pautas formalistas y el recurso a elementos tangibles más utilitarios que embellecedores son los nuevos criterios de la creación, donde, por encima de todo prima el mensaje que se quiere transmitir.

Asimismo, otra característica intrínseca de la obra de nuestro tiempo es la preocupación de los artistas por temáticas más inmediatas, por cuestiones de carácter social, político y económico que buscar crear un revulsivo narrativo y conceptual, dejando atrás la prioridad estética o, mejor dicho, haciendo del discurso su propia estética. En este contexto, por extraño que pueda parecer, la creación contemporánea se encuentra con una barrera lingüística dificultando el entendimiento del espectador. Y a esta circunstancia se suma la abundante producción actual, abarcando un amplio abanico de temáticas que no son sino trasunto de nuestra sociedad diversa y globalizada.

El comisario contribuye a facilitar esa comprensión articulando un discurso coherente que permita la agrupación de ideas conexas para cohesionar el mensaje. Esto exige tener un profundo conocimiento del estado actual del arte, de las líneas de trabajo de los creadores, de las propuestas estéticas más recientes y de las demandas reales de la sociedad para tender un puente al diálogo y permitir el acercamiento al arte. Si el arte se ocupa de los mismos asuntos que nos preocupan a todos, ¿cómo no vamos a compartir sus postulados? La mediación cultural requiere del trabajo de los comisarios para abrir una pequeña ventana a la reflexión y para posibilitar un espacio de intercambio y de generación de ideas. Compartimos el pensamiento que José Guirao expresó en una entrevista reciente: “El comisario es alguien que desvela algo nuevo y sería un error que los comisarios se conviertan en gestores”.

Entendido así el papel del comisario, muchas instituciones se han subido al carro de crear convocatorias específicas para que los nuevos profesionales puedan dar salida a sus propuestas. Recordemos a modo de ejemplo la convocatoria “Inéditos” de La Casa Encendida, “Se busca comisario”, de la Comunidad de Madrid, o la convocatoria de Comisariado de La Caixa.