Un ciclo cultural para reflexionar sobre la historia del activismo LGTBIQ

 

 

Aunque hoy en día hablar del colectivo LGTB es habitual y se han superado (por fortuna) muchas barreras sociales sobre el entendimiento, asimilación e integración de este grupo, lo cierto es que sigue habiendo un amplio desconocimiento sobre la naturaleza de la problemática transgénero. De hecho, ya no se habla de LGTB, sino de LGTBIQ, para incluir en estas siglas una realidad que no es nueva, pero que solo en tiempos recientes ha empezado a entenderse y atenderse por el conjunto de la sociedad.

 

 

 

 

La iniciativa reúne los trabajo de activistas, artistas e investigadores en un programa que reúne talleres, exposiciones, cine, música y performances. Pero el ciclo quiere también documentar los cambios producidos en la conciencia colectiva, el tratamiento político y la construcción cultural en relación al colectivo desde la Transición democrática. El objetivo es ahondar en la visibilidad de este grupo con una perspectiva histórica para entender su diversidad desde una dimensión sociológica y política, y cuál ha sido su evolución en los últimos cuarenta años.

 

 

 

 

La programación se ha articulado en torno a tres localizaciones principales: el Centro Cultural Conde Duque, CentroCentro y Matadero Madrid. La dirección artística del proyecto ha estado a cargo de Fefa Vila Núñez y se enmarca dentro de la programación del World Pride 2017 del Ayuntamiento de Madrid.

Precisamente en estos días la Cineteca de Matadero Madrid acoge la proyección del documental “Talking back. Memorias transfeministas queer/cuir”. La obra se centra en entender esta figura, que toma su nombre directamente del inglés y ha desarrollado un significado evolucionado más allá del sentido peyorativo de “raro” asociado a la homosexualidad que tradicionalmente se le atribuía al término.
 

 

 

 

 

Y hasta el 1 de octubre está abierta en CentroCentro la exposición “Nuestro deseo es una revolución. Imágenes de la diversidad sexual en el Estado español (1977-2017)”, que recoge en imágenes la evolución del activismo del colectivo desde la primera manifestación reivindicativa por los derechos de gays y lesbianas en 1977.

 

Las imágenes están tomadas de la página oficial del Ayuntamiento de Madrid donde se explica el ciclo.

En Art Madrid amamos el arte en todas sus vertientes. Por ello, con motivo de nuestro 15º aniversario y gracias a Cooltourspain.com , los asistentes a la feria Art Madrid’20 tendrán la posibilidad de disfrutar gratuitamente de una visita guiada de arte urbano para descubrir el street art que esconde Lavapiés, uno de los barrios más multiculturales y coloridos de Madrid.

Con el código ARTMADRID2020

y tu entrada para la feria ArtMadrid’20 podrás disfrutar de manera gratuita del "Street art Tour Lavapiés" los días 26, 27 y 28 de febrero a las 11:00 de la mañana. El aforo es limitado, así que no lo dudes, reserva tu cita en Cooltourspain.com y una vez recibida la confirmación solo tendrás que ir con los ojos bien abiertos para disfrutar de esta magnífica experiencia.

El street art o arte urbano es la expresión del arte en los espacios públicos ya sea en forma de murales en edificios restaurados, graffiti, pintura de calle o acciones artísticas comisariadas. ¿Cuáles son las historias de fondo de cada artista? ¿Cuáles son los problemas sociales que afectan a nuestra ciudad?

Este proyecto social, cultural y educativo nació en 2016 para dar una respuesta a estas preguntas y mostrar el mensaje que esconden las obras de arte de tantos artistas nacionales e internacionales que han pintado el barrio de Embajadores. Se convirtió así el primer street art tour en Madrid con carácter diario.

Cooltourspain te mostrará la capital española de una manera alternativa y sus guías compartirán su conocimiento sobre el mejor street art de las zonas de Lavapiés y Malasaña. Del mismo modo, su Fundación colabora con proyectos sin ánimo de lucro y asociaciones locales para que personas en riesgo de exclusión social puedan aprender las técnicas utilizadas por grafiteros madrileños. El recorrido tiene dos horas de duración y comienza en la Entrada Teatro Valle Inclán (Calle de Valencia, 1).