Carmen Calvo artista invitada en Art Madrid\'16

 

 

La artista valenciana Carmen Calvo es la Artista Invitada en Art Madrid’16, 11ª edición de la feria de arte contemporáneo que se celebra del 24 al 28 de febrero en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles.

 

 

Carmen Calvo, uno de los máximos exponentes del arte conceptual de nuestro país, es autora de las obras que nos sirven este año de carteles de la feria. 

 

 

Además, de la obra El mundo es una cárcel (primera imagen), Carmen Calvo nos ha cedido la imagen para editar un fotograbado conmemorativo de Art Madrid’16, edición limitada que Art Madrid ha estampado en los talleres de Ogami Press. + INFO AQUÍ

 
 
FICHA TÉCNICA:
 
Autora: Carmen Calvo
Fotograbado estampado a margen perdido
Papel Hahnemühle 300gr 41x56cm
Producción y estampación: Ogami Press
Edición: 125 ejemplares
Editado por : Art Madrid
Año: 2016

 

 

 

 

 

 

La artista recibió en 2013 el Premio Nacional de Artes Plásticas "por su trayectoria profesional, por el carácter híbrido de su creación, su búsqueda constante de diversos medios de expresión, y el variado uso de materiales y técnicas" y el jurado destacó entonces "su investigación sobre el papel de la imagen en la construcción de la identidad subjetiva e histórica”.

 

 

 

 

Calvo, y su particular e inconfundible universo, está en galerías de arte de todo el mundo y es una de las artistas españolas con mayor presencia en ferias internacionales. Este año, nos acompaña en Art Madrid’16 el viernes 26 de febrero a las 19:00h, fecha en la que se celebrará una charla entre la artista y cuatro destacadas profesionales del arte y el periodismo - Susana Blas, historiadora del arte contemporáneo especializada en cuestiones de género; Rosa Pérez, directora del programa Fluido Rosa de Radio 3;  Ángela Sanz, redactora jefa de Descubrir el Arte y Semíramis González, comisaria de arte independiente - con las que hablará sobre su vida, su obra, y sobre la visibilidad de las mujeres en el sector del arte, dentro del marco de nuestro programa paralelo #ARTEYGENERO. El acceso a la charla está reservado al público que visite esa tarde la feria.

 

 

 

 

En la imagen: Rosa Pérez / Semíramis González / Ángela Sanz / Susana Blas

 

 

Aprovechando la visita de la artista, organizaremos una firma de carteles y el público asistente podrá conocer más de cerca a la artista.

 

 

 

 

Más info sobre las participantes en la charla:

 

CARMEN CALVO / (Valencia, 1950) Estudió en la Escuela de Artes y Oficios. Título de Publicidad en 1970. Calvo comienza a destacar en el panorama artístico español durante la década de los setenta, con claras influencias del pop art a través de su versión valenciana, encarnada en Rafael Solbes y Manolo Valdés, integrantes del Equipo Crónica. Tras desarrollar su carrera artística en Madrid y en París, vuelve a su Valencia natal donde desarrolla toda su actividad artística y creativa desde 1992.

Calvo es uno de los referentes en la conceptualización contemporánea del fragmento. Interesada por la arqueología, su obra tiene una esencia de hallazgo y de reminiscencia al servicio de la denuncia social, de la cultura popular y las raíces ancestrales ante los desafíos de la globalización. La diversidad de materiales es uno de los rasgos más personales de su obra, en la que confluyen el objeto surreal, la descontextualización Dadá y la sobriedad del Arte Povera.
En 1997, fue elegida para representar a España en la Bienal de Venecia y, entre otros galardones, ha recibido el Premio Nacional de Artes Plásticas en 2013.

 

SUSANA BLAS BRUNEL / (Madrid, 1969) Historiadora del arte contemporáneo, especializada en creación audiovisual y cuestiones de género. Es redactora del espacio cultural Metrópolis, de La2 de TVE. Escribe en distintas publicaciones sobre vídeo y feminismo, cuestiones de género y arte actual, y ha impartido clases, talleres y conferencias sobre estas materias.

Comisaria independiente de diversos ciclos de video y exposiciones entre las que destacan: Videos XX (Photoespaña, 2002), Adolescentes (Museo Reina Sofía, 2003), Vete a tu habitación (La Casa Encendida. Madrid, 2003), Disparos eléctricos. Vídeo y Feminismo (Centro Cultural Montehermoso. Vitoria, 2007), Sonrisas y Lágrimas (Centro Torrente Ballester. Ferrol, 2010), Mundo Aparte: nuevo videoclip español (Instituto Cervantes, 2009-2011), Fábulas Problemáticas (Antigua Tabacalera. Madrid, 2011 y AECID), Dejar el Cuerpo (La Bacía, Madrid, 2013), ONe Line. SUSO33 (CEART, Madrid, 2015), De dobles cubiertas y guardas secretas (Masquelibros, Madrid, 2015), y El Bosque Interior (Sala Juan Francés. Zaragoza, 2015), entre otros proyectos. Desde febrero de 2004 programa regularmente videoarte en La Casa Encendida en la sección Videomix; y desde 2011 comisaría el Maratón de Vídeo MAV, dentro del Festival Miradas de Mujeres.

 

ROSA PÉREZ / Periodista cultural. Desde 1982 se mueve en el mundo de la radio. Magazine FM, Secuencias, Noches de Verano, La Mirada Objetiva o Fluido Rosa son algunos de los nombres de programas que han ido marcando una trayectoria profesional llena de  propuestas artísticas que parten del extrarradio de la creación y que finalmente van asentándose en el panorama cultural de este país.

Promotora de Broadcasting Art, concurso y talleres sobre arte sonoro. Ha colaborado en proyectos artísticos con Dora García (Hearbeat) o Joan Fontcuberta (Sirenas). Como Dj ha pinchado en clubes y festivales así como en el Musac, en el Museo Patio Herreriano, Es Baluard, La Casa Encendida y ha colaborado con el Museo del Prado, en El Viaje de los Sueños, poniendo música al recorrido, Los Sueños de la Razón. Desde 2013 forma parte de Female Pressure. colectivo internacional de mujeres de la creación electrónica y tecnológica.

 

ÁNGELA SANZ COCA / Desde 2014 es redactora jefe de la publicación especializada Descubrir el Arte. Estudió hispánicas y ha colaborado como editora y correctora en distintas editoriales a lo largo de los años, sobre todo libros de arte e historia. Colaboradora de la Universidad Europea de Madrid, para la que ha escrito el curso de Historia del Arte desde las vanguardias a nuestros día, dentro de la carrera de Publicidad.

Desde hace 15 años colabora escribiendo y corrigiendo en la revista La Aventura de la Historia y Descubrir el Arte.

 

SEMÍRAMIS GONZÁLEZ / Licenciada en Historia del Arte y Máster en Historia del Arte Contemporáneo y Cultura Visual en el Museo Reina Sofía.

Como comisaria ha realizado proyectos como la muestra colectiva de artistas emergentes La New Fair en La New Gallery, o exposiciones en ferias como JustMad y Arte Santander. También ha sido codirectora del Festival Miradas de Mujeres en Madrid en la edición de 2014. Con su blog Semíramis en Babilonia ha participado en el proyecto ARCO Bloggers (Feria ARCO 2013), en LABlog (blog de LABoral Centro de Arte, del que también es coordinadora), y en encuentros de arte como Forosur Cáceres y Open Studio Madrid.

Todos conocemos la famosa frase “una imagen vale más que mil palabras”. Y así es en muchas ocasiones. Nuestra realidad se alimenta de multitud de imágenes que consumimos a diario en la era de la sobreinformación. Según datos recopilados en 2017, cada minuto se suben 65.000 fotos a Instagram, 400 horas de vídeo a Youtube y 243.000 imágenes a Facebook. Las estadísticas habrán variado un poco en estos dos años, pero siempre al alza. Precisamente por ello, a veces cuesta poner en valor la fotografía como disciplina artística, ya que existe la noción, comúnmente extendida, de que obtener una buena imagen está al alcance de todos. Por eso nos preguntamos ¿cuál es el futuro de la fotografía en el siglo XXI?

Primera imagen de la historia con una persona, de Louis Daguerre, 1838

Repasando la historia de la fotografía, no debemos olvidar que en sus inicios no era considerada propiamente una disciplina artística. A mediados del siglo XIX, la captura de la imagen se veía como un alarde técnico que permitía congelar un instante del tiempo para el recuerdo, con una finalidad más bien documental y de registro histórico que como una creación genuina. Esta técnica carecía de las cualidades atribuidas tradicionalmente a las obras de arte: no había una factura manual, no era necesaria formación previa, no se producía nada nuevo y se limitaba a reproducir la realidad.

Robert Doisneau, “La Dame Indignée”, 1948 (imagen de 1stdibs.com)

La expansión de la fotografía para hacer retratos, y la progresiva sustitución de la pintura para estos fines, coincidió en el tiempo con el movimiento naturalista, que abogaba por una representación objetiva de la realidad desprovista de las composiciones rebuscadas y la permanente búsqueda de los cánones de belleza tradicionales. La fotografía se adaptaba tan bien a este movimiento que supuso de hecho un gran impulso para su expansión. A esto se sumaron algunos avances técnicos del momento que contribuyeron a la popularización de esta disciplina, cada vez más accesible y portátil, con cámaras más pequeñas y fáciles de mover fuera de los cuartos oscuros de los fotógrafos de retratos.

Jeff Wall, “Invisible man”, 1999-2000 (imagen de MoMA)

Actualmente, nadie pone en duda que la fotografía sea arte. El problema radica en mantener la integridad de una disciplina con unos contornos tan imprecisos entre lo que el artista puede hacer y lo que está al alcance de todo aquel que tenga, no ya una cámara, sino un teléfono móvil. Incluso cuando la fotografía se hizo enormemente popular, a partir de la década de los 50 del siglo pasado, las imágenes mantenían el encanto de la captura espontánea, de los retazos de vida auténtica robados a sus protagonistas, de la magia de lo que se salva del olvido en un segundo de tiempo donde coinciden casualidad y pericia. Con el paso de los años, los fotógrafos se fueron quejando de que ya no había esa espontaneidad en la gente, la sobreprotección de la imagen propia resta naturalidad a las composiciones y hay menos fotos que surjan del azar.

Isabel Muñoz “Sin título”, de la serie “Agua”, 2017.

Es cierto que los tiempos imponen nuevas pautas. La fotografía contemporánea avanza gracias a la sofisticación de los propios equipos y al uso de otras herramientas que permiten tomar imágenes jamás pensadas antes. Además de esto, la propia idea en torno a esta disciplina ha cambiado, y comienzan a distinguirse subgéneros. Algunos de ellos tienen una vocación claramente artística mientras que otros buscan un mensaje distinto, más orientado al documental o al reportaje. No es por eso extraño que algunos artistas aborden proyectos fotográficos con dos fases de creación, y que produzcan primero sus propios escenarios de los que luego toman la imagen. La hibridación con las técnicas digitales también es muy común, si bien se suele distinguir entre la auténtica fotografía, tomada tal cual, y la composición digital, cuando está más intervenida. Es difícil predecir qué derroteros seguirá la fotografía en los próximos años, pero una cosa que jamás ha cambiado es la curiosidad que el ser humano siente por sus congéneres y el poder que una mirada sincera tiene en nosotros mismos. Eso nunca cambiará.