BRUCE CONNER EL ESPEJO DE LA SOCIEDAD

Bomhead,1989

 

 

Bruce Conner (1933-2008) fue un artista norteamericano, que destaca por la utilización de técnicas como el Found footage (técnica narrativa que se utilizaba en las películas de terror y los falsos documentales) y el ensamblaje. Pionero en la realización de cine experimental, Conner también destaca por la realización de otras técnicas como el dibujo, la pintura o la escultura, sin olvidarnos de la fotografía o el collage.

 

 

Child, 1959

 

 

Además de toda una trayectoria que le avala, Conner fue uno de los motivadores del género videoclip, además destaca como referente de la escena underground de los años 50 y 60. Esta exposición, presenta más de 250 obras  que abarcan 50 años de su trayectoria. Su trabajo, comienza en la escena artística californiana, hace referencia a la cultura de consumo, al terror ante el apocalipsis nuclear y a los miedos de la sociedad norteamericana de su generación. 

 

 

 Couch, 1963

 

 

Una de sus principales características, es la adaptación de diferentes técnicas a su estilo personal, las piezas híbridas alternan pintura y escultura, el cine y la performance o el dibujo y el grabado. A principios de su carrera, comenzó con la reutilización de objetos para la creación de instalaciones, estas lograron un gran reconocimiento desde sus inicios. No hay que olvidarse de sus películas, las cuales fueron pioneras en muchas técnicas novedosas como la incorporación de la película de 16 milímetros. 

 

 

PORTRAIT OF ALLEN GINSBERG, 1960. Wood

 

 

Conner, es un artista que supo captar la esencia de la obra hasta tal punto que hoy en día pueden considerarse como contemporáneas. Sus mensajes políticos, le acercan a denunciar problemáticas sociales como la violencia en la cultura norteamericana o la asimilación del cuerpo femenino, como un objeto de consumo. Comisariada por Rudolf Frieling, conservador de Arte Multimedia y Gary Garrels, conservador superior Elise S. Haas de Pintura y Escultura del San Francisco Museum of Modern Art. Podéis disfrutar de esta experiencia hasta el 22 de mayo.

 

 

 

El CEART inaugura este jueves 14 de noviembre en la sala A una exposición dedicada a este maestro de la fotografía, que estará abierta al público hasta el 9 de febrero. La muestra recoge uno de los últimos proyectos del artista, centrado en el duro trabajo que llevaban a cabo los mineros de Serra Pelada, una mina abierta de oro en el corazón de Brasil donde los empleados se jugaban la vida diariamente.

La inmigración, la pobreza, la vida marginal, el trabajo esclavo, la relación del hombre con la tierra, el aprovechamiento de recursos naturales… son temas que desde siempre han fascinado a Salgado. Desde el comienzo de su carrera como fotógrafo, su obra se ha decantado por dar visibilidad a los colectivos más desfavorecidos y por crear con sus imágenes un relato visual vívido e impactante sin demasiados artificios. Con un duro blanco y negro, la obra de este autor transita entre el fotoreportaje y la fotografía naturalista.

Y como idea que impregna todo su trabajo está la dignididad humana. Salgado retrata a los empleados, mineros y recolectores desde un planteamiento puramente humanista que quiere poner en valor su integridad, su fortaleza y su resiliencia.

“Si fotografías a un humano, de manera que no se le represente de forma noble, no hay motivo para hacer la fotografía. Esa es mi forma de ver las cosas”.

Salgado no se abrió paso en esta disciplina hasta tiempo después de haber concluido sus estudios de economía entre Brasil y Estados Unidos, y un doctorado en estadística en Francia. Pero en 1973 su vida dio un vuelco y decidió emprender su carrera como fotógrafo llegando a trabajar en la Agencia Gamma y en Magnum Photos durante más de 15 años hasta que en 1994 fundó su propia agencia Amazonas Imagen.

Con el proyecto “Gold”, el fotógrafo retrata una dura realidad que se sucede en la mina de Serra Pelada, nombre dado a un enclave minero totalmente devastado y excavado de manera anárquica, la mayor mina de oro a cielo abierto del mundo, por la que pasaron más de 50.000 personas. Al calor de las leyendas sobre el misterioro Dorado, el fervor por este metal precioso llevó a desarrollar prácticas de explotación extenuantes para los trabajadores y a originar relatos de pena y gloria, de victoria y derrota humanas entre la tierra, los túneles y los cestos de carga.

La exposición del CEART reúne el porfolio completo de Salgado en su característico blanco y negro y con fotografías de gran formato que no dejan a nadie indiferente.