Cristina Lucas. Manchas en el silencio

Cristina Lucas. "Clockwise, 2016". Instalación. 360 mecanismos de reloj

 

 

Esta artista jienense recurre a la videocreación, la instalación y el happening como discurso contemporáneo con el que cuestionarse la realidad de lo establecido. Formada en Bellas Artes en Madrid, hoy regresa a la capital con este reciente trabajo, en el que se mantiene fiel a su esencia crítica. Fue galardonada con el Premio de cultura de la Comunidad de Madrid en 2017 en la categoría de Artes Plásticas. Cristina emplea el arte como medio de investigación histórica y como mecanismo de expresión con el que transmitir la eterna preocupación del hombre por ciertos universales: el tiempo, la humanidad. 

 

 

Cristina Lucas."El rayo que no cesa, 2015". Vídeo. Obra en creación.

 

 

La actual propuesta de Cristina Lucas gira en torno a tres ejes temáticos principales: la historia, el tiempo y la violencia. Sus obras, de gran formato, tratan de condensar el universo de sensaciones que se acumulan al plasmar la evolución de nuestra historia reciente, tanto desde una visión temporal, como desde la perspectiva de los conflictos bélicos que más afectaron a la población civil. De trasfondo, la conmemoración del 80 aniversario del bombardeo de Guernica.


La pieza central de la exposición es un vídeo-instalación titulado “El rayo que no cesa”. En ella Cristina ofrece una representación de los bombardeos aéreos sucedidos desde 1912 que provocaron víctimas civiles. Esta creación se sigue construyendo con las aportaciones de los participantes del taller Madrid 45, que la artista impartió en abril dentro del Programa de artes visuales de la Comunidad de Madrid.
 

 

 

Cristina Lucas. "2 Piper Prometeo, 2013". Vídeo.

 

 

La muestra se acompaña de un nutrido programa de actividades gratuitas abiertas a todos los públicos, desde visitas dinamizadas y de grupo, talleres intergeneracionales, charlas con especialistas… entre las que destacan los encuentros con el comisario de la exposición, Gerardo Mosquera, y la propia artista, en los que compartirán de primera mano sus visiones sobre la exposición (hasta el 5 de noviembre).

 

El pasado fin de semana Salamanca se llenó de luz. Por tercer año consecutivo, el festival Luz y Vanguardias inundó las fachadas de esta ciudad con proyecciones y creaciones que por unos días generan un puente de convivencia entre el pasado y el futuro, entre el patrimonio histórico y la contemporaneidad.

Las obras están concebidas para su proyección sobre la zona monumental salmantina. El Ayuntamiento (Plaza Mayor), la Casa de las Conchas, la Plaza de Anaya junto a la Catedral Nueva y la Iglesia del Convento de San Esteban son algunos de los edificios seleccionados para esta edición. Además, el festival se estructura en cuatro secciones donde tienen cabida tanto al talento joven como a los grandes estudios internacionales: la sección de artistas invitados, la sección de concurso, la de jóvenes creadores y la programación paralela +Luz.

Uno de los platos fuertes de esta propuesta es el Concurso Internacional de Videomaping para proyectos creativos en torno a la fachada del ayuntamiento de la ciudad. Este año ha batido récords de participación, con obras venidas de varios rincones del mundo: veintinueve artistas y estudios de España, Hungría, Italia, Rumanía, Austria, Tailandia, Canadá, México y Colombia. La obra “Pneuma” del estudio VideomapingPro (España) ha sido la ganadora de este año, y el premio del público ha recaído sobre “R_Evolution”, del mexicano Jesús Gutiérrez Mercado.

Para potenciar el talento joven, el festival dedica un apartado a los estudiantes universitarios de las facultades de artes plásticas y audiovisuales de la ciudad. Las obras seleccionadas se proyectan sobre la fachada de la Casa de las Conchas. En esta edición han participado 52 estudiantes con 35 propuestas, de distintas temáticas y técnicas. Por su parte, la sección Luz+ abre la puerta a las creaciones de diferentes espacios artísticos de la ciudad que giran en torno al concepto de la luz.

Los artistas invitados en esta edición fueron Juan López (Alto Maliaño, Cantabria 1979), Eugenio Ampudia (Melgar, Valladolid, 1958), Darya von Berner (México, 1960) y Charles Sandison (Escocia, 1969). La característica compartida de estos creadores es la conexión de su obra con las nuevas tecnologías que resulta en instalaciones, videos, proyecciones y obra en los espacios públicos.