Palimpsesto: la reflexión de Doris Salcedo sobre la violencia

Doris Salcedo. “Palimpsesto”, 2017.

 

 

La obra de Doris Salcedo (Bogotá, 1958) no es conformista, ni busca la comodidad del significado. Todo lo contrario. Esta escultora emplea el arte para reflexionar sobre el sufrimiento de los marginados, el impacto de la violencia política y el duelo como un proceso humano que nos dota de dignidad. “Palimpsesto” es un trabajo que encierra la esencia más pura del modus operandi de esta artista, y logra representar la violencia sin violencia.

 

 

 

Retrato de Doris Salcedo. Foto de ©Rui Gaudencio, 2014.

 

 

Las obras de Doris Salcedo son largos proyectos en los que invierte muchos recursos, tanto de tiempo como de esfuerzo intelectual. Cada pieza es el resultado de una confluencia de elementos que aúnan experiencias personales, investigación y reflexión sobre el sentido del de la obra y su valor comunicativo. Pero la finalidad es hacer visible un mensaje profundo que pone en valor la vida humana en un contexto convulso en el que los desastres naturales, los conflictos armados y la discriminación social empujan a millones de personas a desplazarse, migrar y arriesgar sus vidas.

 

 

 

Doris Salcedo. “Palimpsesto”, 2017.

 

 

Doris Salcedo no deja indiferente. Sus esculturas, lindando los límites del concepto clásico de esta disciplina, han merecido la atención de numerosas instituciones culturales a nivel internacional y algunos de los grandes museos le han organizado exposiciones monográficas, como el Museum of Contemporary Art de Chicago (2015), el New Museum of Contemporary Art (Nueva York, 1998), el San Francisco Museum of Modern Art (1999 y 2005) o la Tate Modern de Londres (2007).

 

 

 

Doris Salcedo. Diseño del proyecto “Palimpsesto”, 2017.

 

 

En esta ocasión, el Palacio de Cristal acogerá una escultura-instalación en la que se reproducen los nombres de miles de hombres y mujeres como forma de representar la tragedia, hoy ya cotidiana, de las personas que mueren en el mar en su huida desesperada de sus países de origen. El mismo día de la inauguración, el museo ha organizado un encuentro con la artista que, acompañada por Estrella de Diego, ensayista y catedrática de arte contemporáneo de la Universidad Complutense de Madrid, explicarán al público el mensaje de su propuesta “Palimpsesto”.

 

PHotoEspaña cumple 20 años y esta edición viene cargada de una amplísima propuesta en la que se explora las múltiples facetas de la fotografía: desde libros de autor a concursos y, por supuesto, exposiciones. Entre tanta oferta es fácil perderse, por lo que os traemos nuestra selección particular, aunque os invitamos a aprovechar la oportunidad de empaparse de esta disciplina en profundidad.

El Senegal elegante de la primera mitad del siglo XX. Anónimos de Saint-Louis y Mama Casset

Comenzamos con una exposición que se sale de las pautas tradicionales de la fotografía europea: las imágenes senegalesas de principios del siglo XX, cuando Senegal era aún el Sudán Francés. Lejos de las típicas estampas de aire colonial en las que se retrata el entorno desde una óptica occidentalizada, estas fotografía, en su mayoría anónimas, muestran una realidad alternativa, más natural y libre. Muchas de estas imágenes fueron tomadas por los ayudantes de los estudios de fotografía abiertos por los franceses desplazados a las colonias, artistas improvisados que supieron plasmar una hermosa alegría de vivir.

Dónde: Círculo de Bellas Artes - Sala Goya

Elliott Erwitt, autorretrato, Francia Saint-Tropez, 1979

Players. Los fotógrafos de Magnum entran al juego

Esta exposición recoge la faceta más divertida de los fotógrafos de la agencia Magnum. Aunque muchos de ellos se han especializado en fotoperiodismo, nunca faltan esas imágenes que, por puro azar, sacan el lado más alegre de las situaciones. Casualidad y disparo ágil, son las máximas de esta colección que reúne 150 obras de 20 autores con las que se pretende mostrar una visión del fotógrafo profesional donde sigue teniendo cabida la flexibilidad y el humor.

Dónde: Espacio Fundación Telefónica

Tomás de Acillona. La experimentación pictorialista

Este autor es uno de los máximos representantes del pictorialismo fotográfico en nuestro país. Su trayectoria comenzó en los años 20, con un trabajo muy experimental a partir del cual fue generando su estilo particular. En la década de los 30 ya contaba con una amplísima producción que pasaba del bodegón al retrato, del paisaje a las escenas costumbristas. Una forma de recuperar esta importante figura de la fotografía nacional y conocer más en detalle este estilo de trabajo, propio de los comienzos de la disciplina.

Dónde: Museo Nacional del Romanticismo

Dato primitivo 5-38 (2016) Fotografía ©Montserrat Soto. VEGAP Madrid

Montserrat Soto. Imprimatur

El vídeo y la fotografía sirven a esta artista para generar un discurso entorno a nuestra herencia cultural. Esta propuesta quiere ir un paso más allá en el entendimiento de los patrones simbólicos y de mensaje que jalonan la historia del arte, hoy desprovista de esos conocimientos previos para ver en las obras algo más que calidad técnica y estética. Se trata de un proyecto crítico y audaz, donde se contrapone el discurso contemporáneo a la narrativa clásica e la pintura religiosa tradicional.

Dónde: Comunidad de Madrid - Sala Alcalá 31

Sebastián Bejarano. Premio Talento PHE

Este fotógrafo fue seleccionado como un talento destacado de entre los estudiantes del máster de PHotoEspaña. Su proyecto “El caso 433” es una propuesta fotográfico-literaria que crea todo un imaginario para robar el tesoro colombiano Quimbaya, un exponente fundamental de este patrimonio cultural que abarca una amplia comunidad dentro del país americano.

Dónde: FNAC Callao — Calle Preciados !|1100:56