Festival CALLE, tercera edición en Lavapiés

 

 

Arte en directo, arte en la calle, arte en comunidad, arte para el barrio, arte en el barrio y con el barrio, el festival C.A.L.L.E. lleva tres años vistiendo de arte las fachadas, escaparates y espacios exteriores de decenas de locales comerciales del madrileño barrio de Lavapiés, obras efímeras que se pueden disfrutar dando un buen paseo por sus calles hasta el 5 de junio.

 

 

 

 

La iniciativa surgió de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés para potenciar la creación artística en el barrio de una manera abierta y participativa y para contribuir a su disfrute de una manera más cercana y cotidiana.

 

 

En esta tercera edición de C.A.L.L.E. se pueden disfrutar 60 propuestas artísticas que incluyen pintura mural, ilustración, instalación fotografía… Los artistas participantes son: Akesi Martínez | Alba&Anabel | Alejandro Ontiveros | Alicia Díaz | Alva Moca | Ángela Moreno | Angulo | Brochka | Cali | Colectivo Algas en la Sopa |Colectivo FIC (Flipin in Colours) | Concreto Streetart | Cova Ríos | Cuadal Calle | Diana Coca | Doctora Anchoa | Dr Homes | Elia Nuñez Barez | Eltono | Enllama | Fabiola Correas | HO Colectivo | Jacobo Jörgensen | Jau Beibe | Krafcala | La Guilda 13 | La rueda invertida | Laura Palmer | Llo | Lowy | Marcos5an7uan | mesh_mescalito | MissGrandson | Musas Anónimas| negativefeeling | Nekros | Nicolás Amazarray Bey | Noelinho | Nsn997 | Palau | Pedro Sega | Poétika | PorFavor | Presencio | Rafa Bertone | Ramón Amorós | RBN | Rubén Calles | Sero | Solanas – Díaz | Sonia de Viana | Sr Mu | sue975 | Supernode | Teje la araña |Tricroico  | Ubuntu | Virginia Calvo | Will Yakome | Ze Carrión

 

 

 

Entre las propuestas, destacamos la de ElTono en La Playa de Lavapiés. El grafitero, que trabajó en Madrid durante toda una década y ahora vive en Francia, utiliza el espacio público como soporte, estudio y fuente de inspiración y tiene un profundo conocimiento de los ritmos, los cambios y la naturaleza de la calle.

 

 

 

 

 

Otra propuesta interesante es la del Colectivo Algas en la Sopa para la Taberna Alabanda, en la que han reinterpretado con cianotipia el significado de los banderines tibetanos, que en su origen se colgaban para que el viento purificara los deseos ilustrados en ellos. “Se materializa en color azul, el del océano, que une a los diferentes continentes, el del cielo, bajo el que todos coexistimos. Sobre tela, plantas y objetos que transmitan la esencia del barrio y que a modo de talismán traigan los buenos augurios a los habitantes del futuro de Lavapiés”, cuentan en la home de C.A.L.L.E.

 

 

 

 

También podemos ver a BOXMAN, creación del colectivo HO para el Estanco de Lavapiés. Una criatura en cartón que nace a partir de la serialidad propia de los sistemas productivos masivos e impersonales y está diseñado para ser construido de forma repetitiva a partir de un objeto tan cotidiano como son las cajas de cartón. Su espíritu pretende dar un punto de vista diferente a este material y su significado.
 

Cada vez son más las disciplinas que se han ido sumando a la reflexión sobre la condición femenina que enfrenta la realidad actual desde la revisión y el cuestionamiento de su pasado histórico. Así literatura, cine, música, arte, ciencia, agricultura, por citar solo algunas, se unen a la lista de lugares desde los que continuar el debate sobre un movimiento en constante reinvención.

Se trata de un despertar que, si bien se extiende todo del año, parece concentrarse con especial ahínco en el mes marzo, con una programación que incluye festivales, ferias, conferencias, marchas, lecturas que transpiran entusiasmo y comunión. Así, entre la programación del tercer mes del año destacan proyectos tan interesantes como necesarios, como el festival Mujeres Mirando Mujeres, una iniciativa de Arte a un Click que celebra entre el 9 de marzo y el 12 de junio su V Edición.

Marina Vargas “La Bacante”, 2015. Resina de poliéster, polvo de mármol, pintura esmalte (imagen ©www.marinavargas.com)

El proyecto Mujeres Mirando Mujeres nace en 2015 de la mano de Mila Abadía, con el propósito de dar a conocer la labor que las mujeres llevan a cabo en el ámbito del arte desde el proceso de creación hasta la comunicación, pasando por el comisariado y la crítica de arte. Como ella misma confiesa, la idea surgió como un arrebato. Siempre he luchado por los derechos de las mujeres y hacía ya mucho tiempo que no participaba activamente en ninguna reivindicación feminista.

En este sentido, la quinta edición queda integrada por 51 artistas, 52 gestoras del arte, 15 comunicadoras, 11 proyectos invitados que en su totalidad dan lugar a 80 trabajos en los que participan 118 mujeres concienciadas con el movimiento feminista y con el arte, entre ellas se encuentran bloggeras, periodistas, comunicadoras, galeristas, museólogas que dan lugar a una rica programación basada en presentaciones y entrevistas a artistas que irán publicándose durante hasta el mes de junio en la web. Como en ediciones anteriores, el festival se preocupa por visibilizar los trabajos de artistas con una trayectoria profesional novel como es el caso de la artista italiana interdisciplinar Mónica Mura, cuya obra gira en torno a la superación y valoración de los seres humanos. La perspectiva de género de la autora italiana atraviesa su vida y obra en la que da voz a colectivos e individuos que han sufrido el rechazo social por su naturaleza de mujeres trans, homosexuales... Mónica Mura será presentada por la investigadora Karen Campos.

“Para mí el arte es un sinónimo de libertad y creo en el poder de creación como motor de transformación”. Mónica Mura

Mónica Mura, proyecto “Poder ver-Ver poder”, 2018. Instalación de vídeo (imagen ©www.monicamura.com)

Entre las artistas de menor trayectoria también encontramos a la fotógrafa catalana Alejandra Carles-Tolra, quien a través de sus imágenes busca comprender la identidad y desdibujar sus límites. ¿Existe una identidad que defina a las mujeres? ¿Cuál? Son algunas de las cuestiones que plantea en su proyecto. Alejandra Carles-Tolra será presentada por la directora de la galeria Fiftydots, Laura Salvado.

Además de artistas noveles, el festival también acoge miradas ya consagradas como la de Gabriela Bettini quien en su trabajo combina el análisis de la crisis medioambiental con la situación de las mujeres, ambos afectados por la violencia del sistema.

Supongo que el trabajo cambia en la misma medida en que cambiamos como individuos, afirmaba la artista en una ocasión. Y es que su trabajo y el del resto de las artistas que integran el proyecto Mujeres Mirando Mujeres, son el eco de las preocupaciones y de los conflictos de nuestro tiempo, un tiempo cada vez más nuestro.

Gabriela Bettini, proyecto “Primavera silenciosa”, 2018 (imagen ©gabrielabettini.com)

Como constató en una ocasión Estrella de Diego, siempre acertada: no vale ser feminista en el mundo del arte, hay que ser feminista o no serlo, nuestro pensamiento debería invadir nuestra forma de estar en el mundo y de relacionarnos con él. Y en este sentido, el arte hace posible que queden plasmados aquellos que una vez, fueron los pensamientos de nuestra vida y que son el reflejo de nuestro paso por el mundo.

Por esto mismo, iniciativas como la de Mujeres Mirando Mujeres que hacen real y efectivo el trabajo de las mujeres, son tan necesarias como importantes.