SALIR DE SÍ: PILAR ALBARRACÍN

El cadáver de una mujer yace cubierto de sangre sobre el asfalto de alguna calle peatonal de Sevilla. Muchos se paralizan horrorizados ante la escena, otros continúan su camino evitando mirar el horror palpitante que hay sobre el asfalto. El cuerpo de la misma mujer, ahora rodeada de maniquíes, forma parte de un escaparate de lencería. Y aquellos que se paran frente al vidrio del negocio, apenas distinguen entre la textura de la piel y la del plástico; entre el color de un cuerpo vivo, y el de la materia inerte.

 

Estas líneas que parecen definir la realidad de nuestros días, forman parte de la apuesta radical de la artista sevillana Pilar Albarracín quien, a través de sus performances, esculturas, pinturas, fotografías, tejidos e instalaciones, evoca con maestría la violencia ejercida sobre las mujeres y encarna a la perfección la lucha contra la representación del género y del flamenco, contaminada de clichés y prejuicios engendrados y consolidados en su mayoría durante el franquismo, y que continúan definiendo la hegemonía cultural de la que somos víctimas y verdugos.

A point. Serie Carne y tiempo, (2018)

El abuso contra la mujer, el uso excesivo de su cuerpo y su progresiva banalización, así como el conjunto de clichés y etiquetas que representan de manera equívoca la identidad femenina, constituyen una de las líneas fundamentales del trabajo desarrollado por Pilar Albarracín, artista que entiende el arte como lugar de enunciación desde el que la participación y la crítica sociales son posibles; Albarracín lo demuestra con maña y desparpajo en cada una de las intervenciones que lleva a cabo en el espacio público, en las que interpela al espectador mediante un factor inesperado que perturba e incomoda al sujeto hasta llevarlo a la catarsis más pura de todas, la misma que se adueña de la propia autora durante el proceso de creación.

 

Una suerte de catarsis que nos recuerda a las tragedias griegas y a la liberación que experimentaban los espectadores de la Antigua Grecia cuando asistían a la representación de sus propios conflictos encarnados en un cuerpo ajeno. Hay tragedia en los cuerpos muertos de las mujeres que componen la serie S/T (Sangre en la calle) (1992), hay tragedia en los escaparates que exhiben a mujeres travestidas en seda y microfibra junto a muñecas de plástico con cuerpos estilizados hasta la toxicidad, pertenecientes estas piezas a la serie Escaparates (1993-1995). Hubo y sigue habiendo tragedia en el cuerpo de una mujer.

Lunares (2000), Pilar Albarracín

Sin embargo, el trabajo de la artista sevillana no sólo transpira ironía trágica sino que el exceso, el descontrol, la sátira, la burla y la locura tan propios de Dionisio, padre de la comedia, también protagonizan sus trabajos configurando un imaginario repleto de parodias y tragicomedias en el que abundan las referencias al exceso, al dolor, a la sangre, a los toros, al vino, a la comida, al flamenco, al cuerpo de las mujeres y al color rojo, ese que tiñe todas las escenas simbolizando aquello que se ha dado a entender como lo español, y cuyo significado seguimos pervirtiendo.

 

Asnería (2010), Pilar Albarracín

En la obra Lunares (2001) vemos a Albarracín vestida de flamenca con un traje blanco que poco a poco va tiñendo de lunares rojos hechos con un alfiler que la artista se va clavando en diferentes partes de su cuerpo; o en Prohibido el Cante (2000), aquí vestida de sevillana y cantando sus lamentos, cantos que van in crescendo hasta acabar rompiendo en sollozos orgásmicos, hasta romperse el vestido y arrancarse el corazón para arrojarlo al tablao flamenco. Así, el universo de Albarracín que tan bien define nuestro presente, conecta tanto con la tradición del sacrificio tan propia del barroco descarnado, pasando por la crítica hispánica de Goya, como con la poética de lo kitsch.

Flamencas (2009), Pilar Albarracín

La muestra de Pilar Albarracín, Que me quiten lo bailao, podrá visitarse hasta el próximo 27 de enero de 2019 en Tabacalera Promoción del Arte.

 

PAC Plataforma de Arte Contemporáneo, mediapartner de Art Madrid’19, presenta su último proyecto: Thertify, una innovadora aplicación para todos los amantes del arte. De una forma ágil e intuitiva, a partir de ahora con Thertify tanto artistas, coleccionistas, galerías de arte, instituciones como cualquier otra persona interesada, se podrán conectar de modo simultáneo a través de una plataforma online que permite ordenar, certificar y compartir colecciones de obras de arte.

Se trata de una nueva aplicación que abre infinitas posibilidades pues acoge una red que permite almacenar, clasificar, administrar y conectar los datos pertenecientes a las obras que dan forma a una colección de arte. Además, ofrece un nuevo formato de autenticación online que incluye la posibilidad de certificar la autoría de la obra de forma digital.

“Conecta, ordena, clasifica, guarda, certifica, revaloriza, difunde y promociona el arte más actual a través de Thertify”

Como explican sus creadores, “el mercado del arte está experimentando una completa revolución y su transformación viene de la mano de Internet. La red se ha convertido, no solo en una herramienta de gestión y compra de arte, sino también en un escaparate global donde ver y ser visto. La era digital ha creado una nueva forma de disfrutar y consumir arte, y con ella nuevas generaciones de coleccionistas”. Si vivimos en la era de la Información, de los nuevos medios de comunicación y de la realidad virtual, ¿por qué no beneficiarnos de los avances que, de la misma manera, también se pueden aplicar al sector de la cultura?

Disponible para IOS y para Android, podéis descargaros esta revolucionaria App y descubrir un nuevo concepto de coleccionismo creado para la era digital, la nuestra.

Como muchos sabréis, PAC Plataforma de Arte Contemporáneo es uno de los espacios digitales culturales con mayor crecimiento e impacto de los últimos años en los contextos de habla castellana. Formado por un joven y vitalista equipo de redactores y colaboradores, con Óscar García a la cabeza, mantiene una estrecha relación con el arte contemporáneo, el panorama expositivo actual y los circuitos feriales.

Además del amplio y siempre actualizado contenido que ofrece, PAC destaca por desarrollar e implicarse en distintas proyectos, como la edición de los “Ensayos Absolut”, “PAC on Tour” o “#ProyectoPuente”, la primera Subasta de Arte Urbano realizada en España. Entre estos proyectos sobresale #NOPORAMORALARTE, una de las iniciativas reivindicativas más interesantes del sector. Bajo este lema, el proyecto fomenta el reconocimiento real, justo y económico del trabajo de los artistas y otros agentes del sector en el que, lamentablemente, queda mucho por mejorar en relación con las prácticas profesionales. PAC logró la empatía y apoyo de numerosos artistas, comisarios y coleccionistas, e incluso se creó un documental sobre la experiencia. Otra de las iniciativas más interesantes es “Woman Art House”, coordinada por Sara Torres. El proyecto, nacido dentro de la red de Twitter y hoy se difundido también desde PAC, tiene como objetivo reivindicar el papel y las trayectorias de mujeres artistas contemporáneas en la historia del arte, desde una visión rigurosa, pedagógica e inclusiva.

Más información sobre la App Thertify