Nuestro Top de Galerías Diferentes en ArtMadridList(A)

 

Motores culturales cuya maquinaria funciona gracias a los artistas y a la pasión, constancia y energía de sus propietarios. Contenedores de arte cuyas paredes (y suelos) nos muestran lo fundamental y necesario de su existencia. Hablamos de las galerías de arte.

Hoy, destacamos 5 modelos de galería de arte diferentes, originales y necesarias:

 

 

 


Plom Gallery y “Los superpoderes del arte”

 

Hace 3 años en Barcelona nace Plom Gallery, la primera galería orientada a los más pequeños. Marta Zimmermann, su fundadora y directora tiene claro que el poder del arte funciona como herramienta pedagógica para los niños y que además estimula su creatividad e imaginación… En las paredes de Plom Gallery encontraremos obras de artistas como Sergio Mora, Miju Lee, Amaia Arrazola, Blanca Hernández, Badabum, Carmen Segovia, MaxiLuchini, Pep Brocal, Coqué Azcona, Eva Armisen y Mr. Ed e Ibie, entre otros.

 

Y además hacen talleres de arte para niños, ocupan una vez al mes el espacio Planeta Bea (muy cerca de Plom Gallery) para hablar de diferentes disciplinas artísticas y personajes de la historia del arte, y tienen un club para “pequeños coleccionistas de arte contemporáneo”. Plom Gallery entiende el arte como “una herramienta activa en el desarrollo humano, cultural y emocional”. Aprender, imaginar y disfrutar con el arte es posible desde la infancia…

 

Dónde: C/Séneca, 31, Barcelona
Web: https://www.plomgallery.com/

 

 

 

 

Gunter Gallery. “Cazadores de arte”

 

Marta Fernández, Amalio Gaitero y Mario Suárez forman el equipo de Gunter Gallery, una galería alternativa que produce su propia obra, ayudando a los artistas a crear. Especializada en la edición gráfica (limitada y única), su medio es el online, aunque puntualmente participan en ferias y eventos para mostrar la obra de los artistas con los que trabajan.

 

El funcionamiento de Gunter es el siguiente: elegir al artista que les gusta, producir la obra que les ha llegado al corazón (a partir de técnicas tradicionales) enmarcar o envolver la pieza en carpetas de pintor (hechas a mano o con materiales reciclados) y enviar por mensajería. Luego tú te encargas de disfrutarla. Entre los artistas que han “cazado” se encuentran Ricardo Cavolo, Aitor Saraiba, Boamistura, Luis Pérez Calvo, Paula Bonet, Santiago Morilla y Sr X…

 

Web: http://guntergallery.com/

 

 

 


Espositivo, “Centro independiente de creación contemporánea”

 

En pleno barrio de Malasaña se sitúa Espositivo, un espacio divergente y activo, heterogéneo y cambiante, así es como lo define su joven equipo.

 

Espositivo es una galería de arte en la que la performance, el videoarte, el teatro, las artes plásticas y las experiencias musicales o sonoras conviven. Un lugar abierto a colaboraciones y sinergias y un espacio para la celebración de encuentros y reuniones de todo tipo, sólo tienes que charlar del proyecto con su equipo! Espositivo es un espacio abierto y en contínuo movimiento y ahora es también una ACADEMY, un escuela de arte, con grupos reducidos y enseñanza muy personalizada, mano a mano con grandes nombres del arte contemporáneo y emergente. Los artistas de ESPOSITIVO son: Eloy Morales, Nathaniel Evans, Desi Civera, Borondo, Felipe Alonso, Emer O'Brien, Joaquin Jra, Wendelin Wohlgemuth, Jon Koko, 3cm_Yung Cheng Lin y Wences Lamas

 

 

 


La Juan Gallery. “Arte vivo en Madrid”

 

En noviembre de 2015 nace en el barrio de Lavapiés La Juan Gallery, dirigida por el videoartista experimental y performer Alex de la Croix y el dramaturgo y performer Juan Gómez. La Juan Gallery, galería especializada en la performance, en el arte de acción, el arte vivo. Es un lugar donde experimentar con los sentidos, donde la mirada juega un papel fundamental y en el que todo cabe (siempre que la persona funcione como pieza artística).

 

En la Juan Gallery les interesa el juego con el espectador, y enseñar al público de a pie el significado de la performance y sus múltiples posibilidades, implicándole en las acciones y haciendo que se enfrente a las obras. De hecho, la Juan Gallery tiene un amplio ventanal que da a la calle para que los vecinos se conviertan en espectadores y puedan ver “lo que se cuece dentro de la galería”.

 

Dónde: C/Juanelo, 21, local C (Lavapiés, Madrid)
Web: http://lajuangallery.com/

 

 

 

Delimbo. “Street art y la nueva cultura”

 

La galería sevillana Delimbo, está especializada en street arte contemporáneo nacional e internacional. Sus directores, Seleka y Laura Calvarro, ambos graffiteros y artistas urbanos, cuidan al detalle la selección de los artistas que exponen en la galería, y se han convertido en una galería de street art de referencia a nivel internacional. La apuesta por un nuevo coleccionismo de arte urbano es uno de sus mayores retos.

 

Representan a artistas como Hell’o Monsters, Nano4814, Suso33, Jon Fox, Eltono, Boris Hoppek, Momo, Daniel Muñoz “SAN”, Felipe Pantone, 3TTMAN, Hervé di Rosa, Manuel Calvarro, Nuria Mora, Maria José Gallardo, Okuda, Rorro Berjano & Mr. Kern.
Además, en la boutique Delimbo Shop encontrarás Obra Gráfica, Art Toys, Moda de firmas, libros y objetos de artistas…Pero Delimbo es “más que una galería de arte urbano, es más que una tienda, es un espacio vivo para el entendimiento de la “Nueva cultura” en general…”

 

Dónde: C/Pérez Galdós, 1 (Sevilla)
Web:  http://www.delimbo.com/
Exposición actual: Rorro Berjano, “Santos, Difuntos, Dieux et Fétiches” (hasta el 10 de septiembre)

 


 

Dentro de los perfiles profesionales especializados que se pueden encontrar en el sector cultural, y más concretamente, en el ámbito de las artes visuales, una de las ocupaciones más recientes es la del comisario. Si la década de los 80 fue el auge del rol del artista, con su carácter innovador y la puesta en valor de su figura como articulador esencial de las propuestas creativas, el final de siglo trasladó el interés hacia los propios centros expositivos y su labor como custodios de la producción actual y como espacios para dar cabida a todas las propuestas. El cambio de milenio introdujo con fuerza en este panorama el rol del comisario. Quizás unido a una crisis de identidad social, quizás a la complejidad que está adquiriendo actualmente los proyectos contemporáneos, la necesidad de construir, articular y ahondar en los discursos artísticos se hizo evidente.

Aunque las funciones encomendadas a esta profesión no son nuevas en su totalidad, pues antes habían sido asumidas por conservadores, críticos o expertos según las temáticas, el rol ha adquirido solidez porque aúna todas estas finalidades al tiempo que permite la especialización de otros profesionales en sus respectivos ámbitos de competencia. Ahora bien, como algunos comisarios mismos señalan, no debe olvidarse el espíritu genuino de esta figura, que ha nacido para facilitar el entendimiento del discurso, crear narrativas dentro de un contexto en ocasiones caótico y disperso, mediar entre las obras y el espectador y crear puentes entre el arte contemporáneo y la sociedad.

El arte de nuestros días plantea multitud de incógnitas para el visitante que debe enfrentarse a propuestas muchas veces alejadas de los cánones estéticos pautados, lo que da paso a la incertidumbre y el desconcierto; pero, a su vez, estas obras emplean un lenguaje más cercano, unos materiales y hasta composiciones desprendidas de la sofisticación y el alarde técnico de antaño, algo que, lejos de favorecer la proximidad con el mensaje, genera cierto distanciamiento. Lo que acabamos de describir es parte de la esencia misma del arte actual. El cuestionamiento de las pautas formalistas y el recurso a elementos tangibles más utilitarios que embellecedores son los nuevos criterios de la creación, donde, por encima de todo prima el mensaje que se quiere transmitir.

Asimismo, otra característica intrínseca de la obra de nuestro tiempo es la preocupación de los artistas por temáticas más inmediatas, por cuestiones de carácter social, político y económico que buscar crear un revulsivo narrativo y conceptual, dejando atrás la prioridad estética o, mejor dicho, haciendo del discurso su propia estética. En este contexto, por extraño que pueda parecer, la creación contemporánea se encuentra con una barrera lingüística dificultando el entendimiento del espectador. Y a esta circunstancia se suma la abundante producción actual, abarcando un amplio abanico de temáticas que no son sino trasunto de nuestra sociedad diversa y globalizada.

El comisario contribuye a facilitar esa comprensión articulando un discurso coherente que permita la agrupación de ideas conexas para cohesionar el mensaje. Esto exige tener un profundo conocimiento del estado actual del arte, de las líneas de trabajo de los creadores, de las propuestas estéticas más recientes y de las demandas reales de la sociedad para tender un puente al diálogo y permitir el acercamiento al arte. Si el arte se ocupa de los mismos asuntos que nos preocupan a todos, ¿cómo no vamos a compartir sus postulados? La mediación cultural requiere del trabajo de los comisarios para abrir una pequeña ventana a la reflexión y para posibilitar un espacio de intercambio y de generación de ideas. Compartimos el pensamiento que José Guirao expresó en una entrevista reciente: “El comisario es alguien que desvela algo nuevo y sería un error que los comisarios se conviertan en gestores”.

Entendido así el papel del comisario, muchas instituciones se han subido al carro de crear convocatorias específicas para que los nuevos profesionales puedan dar salida a sus propuestas. Recordemos a modo de ejemplo la convocatoria “Inéditos” de La Casa Encendida, “Se busca comisario”, de la Comunidad de Madrid, o la convocatoria de Comisariado de La Caixa.