V Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE

La Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE nació en 2006 como respuesta a la necesidad que tienen las personas con discapacidad de acceder a la cultura de una forma normalizada, para eliminar prejuicios sobre la creación artística y para hacer efectiva la profesionalización de las personas con discapacidad en el mundo del Arte. En este sentido, la Bienal persigue los dos grandes objetivos de la Fundación ONCE: accesibilidad (cultura accesible para todos trabajando desde distintos ámbitos de actuación, accesibilidad universal y poder disfrutar de la cultura en igualdad de condiciones ) e inclusión (acceso de los artistas con discapacidad al circuito del mercado del Arte, consiguiendo así su inclusión social y la inserción laboral).

Este 2014, la quinta edición de la Bienal, abierta al público en CentroCentro Cibeles del 21 de mayo al 15 de septiembre de 2014, gira temáticamente en torno a la diversidad humana y el cuerpo “valorando la diferencia como una cualidad del ser y la discapacidad como un potencial, siendo la inclusión uno de los objetivos fundamentales”, según la organización de Fundación ONCE.

Según el director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, Jesús Hernández, “la Fundación pretende transmitir las preocupaciones de la entidad a través de las Bienales de Arte. En este sentido, en anteriores ediciones se ha tratado el tema del lenguaje o el paisaje para hablar de accesibilidad y, en la actual edición, se habla de la diversidad humana para reivindicar que todos somos diferentes pero todos tenemos los mismos derechos”.

Serie HUMANAE, de Angélica Dass

La V Bienal de Arte Contemporáneo de Fundación ONCE presenta, con una cuidada selección llevada a cabo por los comisarios Miguel Cereceda y Giulietta Speranza), la obra de 39 artistas que más allá de su tipo de discapacidad o sin ella, muestran su interpretación del mundo y una manera personal de comunicarse.

De Natura Deorum, de Carlos Aires
La muestra, incluida en el circuito de Photo España 2014, incluye obra de José María Cano junto a su hijo Daniel Cano (que padece síndrome de Asperger), de Luis Pérez-Mínguez (fotógrafo con discapacidad física reconocido como uno de los artistas de la denominada movida madrileña), de Cristina García Rodero, primera fotógrafa española miembro de la agencia internacional de fotografía Magnum, del joven Víctor Meliveo (fotógrafo y videoartista con discapacidad visual) además de piezas de Ángel Baltasar, Javier Campano, José Manuel Egea, Carlos Franco, Miriam Jiménez, Ramón Losa, Eduardo Matute (DUDU), Paloma Navares, Carme Ollé i Coderch, Ricardo Rocío, Ricardo Rojas, Ángel Rojo, Rafael Sanz Lobato, Cuco Suárez, Vicens Talens, Juan Torre, Kurt Weston, Marina Abramovic, Carlos Aires, Miquel Barcelo, Daniel Canogar, Pedro Castrortega, Angélica Dass, Esther Ferrer, Daniel Firman, Jorge Fuembuena, Germán Gómez, Kaarina Kaikkonen, Francisco Leiro, Isabel Muñoz, Jaume Plensa, Bernardí Roig, Belen Serrano y Marina Vargas.
Equipo de MÁSCARAS, dentro del Ciclo de Cine de la V Bienal Fundación ONCE.
Dentro de la Bienal también se incluye un programa de actividades paralelas accesibles para todos, talleres, mesas redondas, ciclos de artes escénicas (danza, cine y teatro) y proyecciones de películas. Este año, además, la Bienal cuenta con obras de artistas consagrados como Jaume Plensa, cedidas por el MACBA (Museu d'Art Contemporani de Barcelona); Marina Abramovic, prestadas por Colección Telefónica; Miquel Barceló, facilitadas por el mismo artista, o Juan Muñoz, de la Colección Helga de Alvear.

 

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.