Vacaciones en el mar nuevo proyecto de Ruben Martin de Lucas

 

 

 

Martin de Lucas es un ingeniero de caminos que se sumergio en el mundo del arte y a golpe de brochazo y spray con su crew del colectivo Boa Mistura se ha forjado una carrera mas que prometedora.

Conocimos el año pasado (en la feria de arte contemporaneo Art Madrid’15) su serie “La Aldea Flotante”, un colorista retrato de la fragilidad y la resiliencia a traves de un viaje que hizo el artista por el sudeste asiatico. Hace apenas unos meses Rubén Martín de Lucas inauguraba su proyecto “Stupid Borders”, una reflexion sobre los limites fisicos y psicologicos (barreras sociales, territoriales, religiosas, ideológicas…) que “construimos” y con los de determinamos nuestra relacion con el entorno. Ahora, presenta “Vacaciones en el mar”, un análisis en clave pictórica sobre los flujos migratorios que se repiten cada verano hacia las zonas costeras de España.

 

 

 

 

 

 

 

En “Vacaciones en el mar”, Rubén fotografía el éxodo urbano que sufren cada año las ciudades y el recorrido de miles individuos que emigran buscando el calor, el ocio y el disfrute como si de una enorme manada se tratara, manada que queda contabilizada y registrada como se hace con las especies animales. Igualmente registrado aparece su hábitat, sombrillas, tumbonas, toldos… y sus ritos, el baño, la caña, la siesta...

 

 

 

 

 

 

“Me interesa el fenómeno, a nivel demográfico y sociológico, que surge a raíz del boom inmobiliario en la costa Mediterránea. Me llama la atención que una gran masa poblacional que vive todo el año en la ciudad, se desplace para pasar sus días de relax y descanso en otra localidad también masificada. Si uno se aleja un poco y lo observa con cierta distancia, el fenómeno no es muy distinto a las migraciones de flamencos o sardinas en las que el individuo busca el abrigo del grupo. Con un toque más kitsch desde luego, pero parecido al fin y al cabo. Y esta peculiar migración me parece fascinante, tanto a nivel sociológico como a nivel visual, con un catálogo de situaciones tan alucinantes como divertidas”, explica el artista.

 

 

 

 

 

 

La serie de fotografía intervenida con pintura, consta de 4 bloques temáticos: “Movimientos”, “Recuentos”, “Masas” y “Situaciones” gracias a los que el interés por estudiar el impacto del hombre en el entorno y el propio comportamiento del individuo, arrastrado por una corriente de costumbre social convertida en ritual estival, da paso a una crítica indirecta sobre el porqué de este fenómeno y sus consecuencias en el paisaje y en la generación de economías estacionales.

 

“Vacaciones en el mar”, de 17 de diciembre de 2015 al 30 de enero de 2016 en Galería BAT Alberto Cornejo.

 

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.