ART MADRID’17 NOS PROPONE DOS TARDES EN EL MUSEO LÁZARO GALDIANO

Las dos jornadas en el Museo Lázaro Galdiano forman parte del programa de actividades paralelas de la feria Art Madrid, dedicado este año a #ArteyTecnología. En Dos tardes en el Museo Lázaro Galdiano dedicaremos el primer debate al “Coleccionismo de nuevos formatos” (lunes 13 Feb) con la participación de Enrique del Río (fundador de WeCollectClub, primer club de coleccionistas de arte de España), Sara G.Arjona (directora de la galería madrileña Kir Royal Gallery) y Rubén Martín de Lucas, artista.

 

Tratarán temas como el “apropiacionismo” de imágenes y el cuestionamiento del concepto de autoría, la importancia del registro en el arte efímero, el valor de las series (i)limitadas, la conservación y exhibición de archivos digitales, en definitiva, claves para desenvolverse en un nuevo terreno menos físico y más virtual también para los coleccionistas.

 

 

 

 

 

La segunda jornada se desarrolla bajo el título “Lo visible y lo invisible en el escenario megadata” (lunes 20 Feb). Se trata del diálogo entre los artistas Edurne Herrán (Baviera, Alemania, 1978) y Mario Santamaría (Burgos, 1985) cuyo trabajo se desarrolla en el escenario de Internet, delante y detrás de la pantalla, ya que ambos se inspiran en los contenidos de la nube, ese espacio indeterminado y nuevo territorio de experimentación artística que nos impone, como explica Santamaría, “tácticas de producción en la era cibernética que nos coacciona continuamente a expresarnos y localizarnos en el mapa, condición indispensable para consolidar una sociedad transparente donde la imagen esté en contacto inmediato con el ojo”. 

 

Edurne Herrán, por su parte, hace físico (o tangible) el mundo virtual utilizando iconos de las nuevas tecnologías, sacándolos de su contexto ‘natural’ y creando cierta extrañeza en el espectador. En sus piezas, explica la artista, “conviven una tremenda obsesión por el modo en el que nos comunicamos y una reflexión sobre el tiempo, su transcurso, la inmediatez y el cambio de paradigmas”. 

 

 

 

 

Ambas charlas se celebrarán en la Sala de Lectura del Museo Lázaro Galdiano. Más información AQUÍ

 

 

SOBRE EL MUSEO LÁZARO GALDIANO

 

El Museo Lázaro Galdiano, abrió sus puertas al público el 27 de enero de 1951 y es fruto del legado D. José Lázaro Galdiano al Estado español. Este museo, uno de los pocos conjuntos madrileños de palacete y jardín que han sobrevivido hasta nuestros días, alberga más de 3.000 obras de arte (seleccionadas entre su colección de 12.600) expuestas y distribuidas en cuatro plantas de la que fuera residencia particular de José Lázaro Galdiano y su esposa Paula Florido.


El lema “una colección de colecciones” expresa el eclecticismo de los fondos del Museo, su excelente pinacoteca, que abarca grandes obras de Goya, Zurbarán, Carreño, El Greco, Cranach, Constable o el Bosco y se complementa con esculturas, armas, cerámicas, marfiles, numismática, joyas, tejidos, o miniaturas entre otras variadas colecciones.

 

 

Fachada del museo Lázaro Galdiano

 

 

El Museo Lázaro Galdiano trabaja para ser un espacio de referencia en el apoyo, estudio y difusión del coleccionismo, propiciando la reflexión y diálogo a través de programas como “La Colección invitada”, que ha permitido mostrar al público colecciones privadas de arte contemporáneo como la de Mª José Jove, la de Leandro Navarro, la de la Colección Jozami o la de la Colección DKV.

 

Además, el Museo Lázaro Galdiano organiza desde el 2014 el proyecto comisariado por Rafael Doctor Roncero que propone un acercamiento a la Colección Lázaro de artistas contemporáneos españoles con extensa trayectoria y proyección internacional, en él han participado Enrique Marty y Santiago Ydáñez, y Jorge Galindo lo hará en febrero de 2017.

 

Hoy en día, su agenda de actividades ofrece exposiciones temporales, cursos, diferentes recorridos especializados, conciertos, jornadas de coleccionismo y talleres destinados a público infantil y familiar todos los domingos del año.
 

Cada vez son más las disciplinas que se han ido sumando a la reflexión sobre la condición femenina que enfrenta la realidad actual desde la revisión y el cuestionamiento de su pasado histórico. Así literatura, cine, música, arte, ciencia, agricultura, por citar solo algunas, se unen a la lista de lugares desde los que continuar el debate sobre un movimiento en constante reinvención.

Se trata de un despertar que, si bien se extiende todo del año, parece concentrarse con especial ahínco en el mes marzo, con una programación que incluye festivales, ferias, conferencias, marchas, lecturas que transpiran entusiasmo y comunión. Así, entre la programación del tercer mes del año destacan proyectos tan interesantes como necesarios, como el festival Mujeres Mirando Mujeres, una iniciativa de Arte a un Click que celebra entre el 9 de marzo y el 12 de junio su V Edición.

Marina Vargas “La Bacante”, 2015. Resina de poliéster, polvo de mármol, pintura esmalte (imagen ©www.marinavargas.com)

El proyecto Mujeres Mirando Mujeres nace en 2015 de la mano de Mila Abadía, con el propósito de dar a conocer la labor que las mujeres llevan a cabo en el ámbito del arte desde el proceso de creación hasta la comunicación, pasando por el comisariado y la crítica de arte. Como ella misma confiesa, la idea surgió como un arrebato. Siempre he luchado por los derechos de las mujeres y hacía ya mucho tiempo que no participaba activamente en ninguna reivindicación feminista.

En este sentido, la quinta edición queda integrada por 51 artistas, 52 gestoras del arte, 15 comunicadoras, 11 proyectos invitados que en su totalidad dan lugar a 80 trabajos en los que participan 118 mujeres concienciadas con el movimiento feminista y con el arte, entre ellas se encuentran bloggeras, periodistas, comunicadoras, galeristas, museólogas que dan lugar a una rica programación basada en presentaciones y entrevistas a artistas que irán publicándose durante hasta el mes de junio en la web. Como en ediciones anteriores, el festival se preocupa por visibilizar los trabajos de artistas con una trayectoria profesional novel como es el caso de la artista italiana interdisciplinar Mónica Mura, cuya obra gira en torno a la superación y valoración de los seres humanos. La perspectiva de género de la autora italiana atraviesa su vida y obra en la que da voz a colectivos e individuos que han sufrido el rechazo social por su naturaleza de mujeres trans, homosexuales... Mónica Mura será presentada por la investigadora Karen Campos.

“Para mí el arte es un sinónimo de libertad y creo en el poder de creación como motor de transformación”. Mónica Mura

Mónica Mura, proyecto “Poder ver-Ver poder”, 2018. Instalación de vídeo (imagen ©www.monicamura.com)

Entre las artistas de menor trayectoria también encontramos a la fotógrafa catalana Alejandra Carles-Tolra, quien a través de sus imágenes busca comprender la identidad y desdibujar sus límites. ¿Existe una identidad que defina a las mujeres? ¿Cuál? Son algunas de las cuestiones que plantea en su proyecto. Alejandra Carles-Tolra será presentada por la directora de la galeria Fiftydots, Laura Salvado.

Además de artistas noveles, el festival también acoge miradas ya consagradas como la de Gabriela Bettini quien en su trabajo combina el análisis de la crisis medioambiental con la situación de las mujeres, ambos afectados por la violencia del sistema.

Supongo que el trabajo cambia en la misma medida en que cambiamos como individuos, afirmaba la artista en una ocasión. Y es que su trabajo y el del resto de las artistas que integran el proyecto Mujeres Mirando Mujeres, son el eco de las preocupaciones y de los conflictos de nuestro tiempo, un tiempo cada vez más nuestro.

Gabriela Bettini, proyecto “Primavera silenciosa”, 2018 (imagen ©gabrielabettini.com)

Como constató en una ocasión Estrella de Diego, siempre acertada: no vale ser feminista en el mundo del arte, hay que ser feminista o no serlo, nuestro pensamiento debería invadir nuestra forma de estar en el mundo y de relacionarnos con él. Y en este sentido, el arte hace posible que queden plasmados aquellos que una vez, fueron los pensamientos de nuestra vida y que son el reflejo de nuestro paso por el mundo.

Por esto mismo, iniciativas como la de Mujeres Mirando Mujeres que hacen real y efectivo el trabajo de las mujeres, son tan necesarias como importantes.