Plom Gallery en Art Madrid\'15

Ahora que ya ha pasado la feria y comienza esta necesaria etapa en la que hacer balance y análisis de los logros y los fallos de esta 10ª edición, desde Art Madrid nos hemos quedado con la fabulosa sensación de haber contado con unos colaboradores de excepción: La Plom Gallery. Gracias a esta galería hemos podido ofrecer un taller infantil con el que completar un programa de actividades paralelas al evento.


Este taller obedece a la idea genuina e iniciativa de La Plom gallery, galería de arte situada en Barcelona, y con apenas un año de trayectoria, que comparte con nosotros este espíritu de querer involucrar a los más pequeños y hacerles partícipes del mundo del arte desde edades tempranas. La Plom ha querido aplicar una nueva perspectiva al arte contemporáneo y explotar las posibilidades comunicativas y la capacidad de aprendizaje que tienen los niños mediante actividades, talleres y muestras en las que comenzar a despertar su interés y gusto por las disciplinas plásticas. Como señala su directora Martha Zimmermann en el texto de presentación de este espacio, se trata de aprovechar “el poder del arte como una herramienta de formación y desarrollo humano de los niños que estimula la creatividad, la imaginación, la cultura del esfuerzo y la autoestima”. Y para ello La Plom desarrolla actividades en que se hace “arte de verdad”, porque las actividades propuestas están dirigidas por artistas en activo con formación pedagógica, lo que les permite aproximar a los pequeños a las técnicas que emplean de una forma dinámica y divertida en la que aprenden jugando. Además, La Plom cree firmemente en la educación en arte y en la necesidad de dar a conocer las obras y sus creadores para fomentar la inquietud por este sector y alentar desde la infancia el coleccionismo a pequeña escala.

Para Art Madrid, Plom ha organizado el taller “Dibujo con máquinas”, dirigido por los artistas Gonzalo Elvira, artista multidisciplinar y performativo, y Rafa Castañer, ilustrador, con la colaboración de las educadoras Anamusma y Kae Newcomb. En el taller, los niños tuvieron oportunidad de entrar en contacto con nuevas técnicas creativas: el dibujo sobre disco,  el rollo de dibujo infinito y la elaboración de diapositivas que luego proyectaban. La actividad tuvo lugar en la zona de descanso de CentroCentro Cibeles el sábado 28 de febrero y el domingo 1 de marzo, al tiempo que se desarrollaba Art Madrid, de modo que los niños pudieron ir después con sus padres a ver la feria.

Desde aquí queremos darle las gracias a Martha y La Plom por su proyecto artístico y por habernos traído este taller del que tanto han disfrutado las familias. 

 

 

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.