ARTE DE INVIERNO

A punto de inaugurar el invierno, hacemos un pequeño repaso de cómo los artistas se han inspirado en esta estación para sus obras. Estas fechas suelen asociarse inevitablemente con el final de año y las abundantes celebraciones, pero el inicio del invierno ha sido tradicionalmente una época festejada por numerosas culturas ya que da paso a un período de crecimiento de los días y a una etapa de preparación para el siguiente ciclo. Hasta la mitología griega tiene un relato para esta fase. Deméter, diosa de la vida y la tierra, al verse separada de su hija Perséfone, que había sido raptada por Hades y condenada a permanecer en el inframundo, acordó pasar la mitad del año en su compañía y la otra mitad en el Olimpo. La tristeza que asolaba a Deméter en los meses que no estaba con Perséfone corresponden con el otoño y el invierno, dejando la tierra descuidada y marchita, en contraposición a la primavera y el verano, tiempo que pasaba con su hija.

Camille Pissarro, “Avenue de l’Opera. Efecto Nieve 1”

Desde el clasicismo, la representación del invierno se abordó con una perspectiva costumbrista y naturalista. Este enfoque es transversal a las distintas ramas artísticas y ha servido también para entretejer muchos relatos decimonónicos que representan esta estación de forma cruda e inclemente para subrayar las diferencias sociales y la adversidad que protagonizan muchos personajes de la literatura de la época. En el plano visual, los autores se decantaban por expresiones más realistas, un ejercicio que muchas veces servía de análisis pictórico sobre la representación del estado natural, los cambios de luz, la reproducción de texturas, volúmenes… en estampas dominadas por la nieve en el medio rural.

Stepan Kolesnikoff, “Camino del mercado”, 1942

El invierno, presente con su cara más dura, implacable y todopoderoso compone una imagen mental alimentada en gran medida por la literatura de finales del XIX así como por la representación recurrente de la pintura realista del momento que empezó a preocuparse por temáticas menos elitistas. La huida de las producciones pictóricas de contenido religioso o de los retratos por encargo dio paso a una verdadera preocupación por la sociedad, por la situación del individuo en su cotidianidad y la plasmación de una vida auténtica y no siempre dócil que requería, entre otras cosas, hacer frente al invierno en circunstancias poco favorables. En esta tendencia naturalista se ve la voluntad de cambiar el foco de atención de la aristocracia al pueblo llano, y de elaborar un discurso igualitario que no resalta al poderoso sobre el débil, sino que trata a todos los individuos por igual.

Jason Paul practicando freerunning en Harbin, China © David Robinson

Nuestra percepción sobre esta estación ha cambiado en las últimas décadas. La vinculación de estas fechas con las grandes celebraciones componen un todo indisociable en que el consumismo ha absorbido el inicio de la estación y casi nos pasa inadvertido. La representación actual del invierno se conecta con estampas nevadas, luces rojas y sonrisas en la cara. Hay, en todo esto, una búsqueda de la belleza ideal, un artificio compositivo que inunda todas nuestras conductas en sociedad y que alcanza, incluso aunque sea de forma ficticia, la propia fuerza de la naturaleza. Hoy el invierno, tras haberse superado en las artes un pictorialismo más tradicional, se representa fundamentalmente a través de la fotografía, una disciplina que se atreve a plasmar de nuevo la naturaleza de un modo más salvaje y desafiante. De hecho, la fotografía-documental es una línea muy explotada en nuestros días y el resultado son imágenes de gran impacto visual.

 

PAC Plataforma de Arte Contemporáneo, mediapartner de Art Madrid’19, presenta su último proyecto: Thertify, una innovadora aplicación para todos los amantes del arte. De una forma ágil e intuitiva, a partir de ahora con Thertify tanto artistas, coleccionistas, galerías de arte, instituciones como cualquier otra persona interesada, se podrán conectar de modo simultáneo a través de una plataforma online que permite ordenar, certificar y compartir colecciones de obras de arte.

Se trata de una nueva aplicación que abre infinitas posibilidades pues acoge una red que permite almacenar, clasificar, administrar y conectar los datos pertenecientes a las obras que dan forma a una colección de arte. Además, ofrece un nuevo formato de autenticación online que incluye la posibilidad de certificar la autoría de la obra de forma digital.

“Conecta, ordena, clasifica, guarda, certifica, revaloriza, difunde y promociona el arte más actual a través de Thertify”

Como explican sus creadores, “el mercado del arte está experimentando una completa revolución y su transformación viene de la mano de Internet. La red se ha convertido, no solo en una herramienta de gestión y compra de arte, sino también en un escaparate global donde ver y ser visto. La era digital ha creado una nueva forma de disfrutar y consumir arte, y con ella nuevas generaciones de coleccionistas”. Si vivimos en la era de la Información, de los nuevos medios de comunicación y de la realidad virtual, ¿por qué no beneficiarnos de los avances que, de la misma manera, también se pueden aplicar al sector de la cultura?

Disponible para IOS y para Android, podéis descargaros esta revolucionaria App y descubrir un nuevo concepto de coleccionismo creado para la era digital, la nuestra.

Como muchos sabréis, PAC Plataforma de Arte Contemporáneo es uno de los espacios digitales culturales con mayor crecimiento e impacto de los últimos años en los contextos de habla castellana. Formado por un joven y vitalista equipo de redactores y colaboradores, con Óscar García a la cabeza, mantiene una estrecha relación con el arte contemporáneo, el panorama expositivo actual y los circuitos feriales.

Además del amplio y siempre actualizado contenido que ofrece, PAC destaca por desarrollar e implicarse en distintas proyectos, como la edición de los “Ensayos Absolut”, “PAC on Tour” o “#ProyectoPuente”, la primera Subasta de Arte Urbano realizada en España. Entre estos proyectos sobresale #NOPORAMORALARTE, una de las iniciativas reivindicativas más interesantes del sector. Bajo este lema, el proyecto fomenta el reconocimiento real, justo y económico del trabajo de los artistas y otros agentes del sector en el que, lamentablemente, queda mucho por mejorar en relación con las prácticas profesionales. PAC logró la empatía y apoyo de numerosos artistas, comisarios y coleccionistas, e incluso se creó un documental sobre la experiencia. Otra de las iniciativas más interesantes es “Woman Art House”, coordinada por Sara Torres. El proyecto, nacido dentro de la red de Twitter y hoy se difundido también desde PAC, tiene como objetivo reivindicar el papel y las trayectorias de mujeres artistas contemporáneas en la historia del arte, desde una visión rigurosa, pedagógica e inclusiva.

Más información sobre la App Thertify