BRASSAÏ Y EL AMOR POR LA IMAGEN

La Sala Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre inaugura este jueves 31 de mayo su siguiente exposición dedicada a la obra de Brassaï, un fotógrafo húngaro que comenzó su andadura en el período de entreguerras y consiguió un amplio reconocimiento con su obra personal.

Esta es la segunda retrospectiva dedicada al artista en nuestro país desde aquella exposición organizada en la Fundación Antoni Tàpies en 1993. 25 años más tarde, la Fundación Mapfre propone este acercamiento a la figura de Brassaï gracias a la colaboración de numerosas instituciones que han hecho posible el montaje.

Brassaï. Vista desde el Pont Royal hacia el Pont Solférino, c. 1933

Nació en Brasov (en 1899, cuando aún pertenecía a Hungría). El itinerario europeo de este artista fue muy diverso y vivió en varias ciudades antes de desplazarse a Francia. Asimismo, su formación académica empezó en la Facultad de Bellas Artes de Budapest, aunque luego abandonó sus estudios para combatir en la Primera Guerra Mundial. Al final del conflicto, comenzó a trabajar como periodista en Berlín y más tarde en París, momento en el que dio un giro a su carrera. En la capital francesa experimentó una conexión inmediata con el lenguaje surrealista, y este interés le llevó a colaborar con Dalí, Picasso, Giacometti y Matisse, entre otros. Fruto de la alianza creativa con Dalí es la colección de imágenes “Esculturas involuntarias”, con la que inicia su senda personal con la fotografía.

Brassaï hizo acopio de numerosos elementos que encontraba en su vida cotidiana y que integraba en sus composiciones, muchas veces como mosaicos o como relatos secuenciales con los que deconstruir, reformar e interpretar la realidad, algo muy propio de la corriente artística en la que se movía. No obstante, su obra es difícil de encasillar. En su trabajo encontramos las imágenes de los grafitis urbanos del París de los barrios marginales, la exploración de la vida nocturna, con retratos “sin filtro” de los burdeles y las comisarías de distrito…

"Tanto si les gusta como si no, los pintores de la vida moderna son los fotógrafos", dijo Brassaï en 1949. Su fascinación por la capital francesa le llevó a recorrer todos sus rincones, a ir más allá de la belleza magnífica y monumental de sus calles, a buscar el pulso de su vida ajetreada y vertiginosa en la cumbre de los movimientos artísticos del primer tercio de siglo. Esta exposición abarca la amplia trayectoria de este artista y nos muestra su versatilidad en estado puro.

En Art Madrid amamos el arte en todas sus vertientes. Por ello, con motivo de nuestro 15º aniversario y gracias a Cooltourspain.com , los asistentes a la feria Art Madrid’20 tendrán la posibilidad de disfrutar gratuitamente de una visita guiada de arte urbano para descubrir el street art que esconde Lavapiés, uno de los barrios más multiculturales y coloridos de Madrid.

Con el código ARTMADRID2020

y tu entrada para la feria ArtMadrid’20 podrás disfrutar de manera gratuita del "Street art Tour Lavapiés" los días 26, 27 y 28 de febrero a las 11:00 de la mañana. El aforo es limitado, así que no lo dudes, reserva tu cita en Cooltourspain.com y una vez recibida la confirmación solo tendrás que ir con los ojos bien abiertos para disfrutar de esta magnífica experiencia.

El street art o arte urbano es la expresión del arte en los espacios públicos ya sea en forma de murales en edificios restaurados, graffiti, pintura de calle o acciones artísticas comisariadas. ¿Cuáles son las historias de fondo de cada artista? ¿Cuáles son los problemas sociales que afectan a nuestra ciudad?

Este proyecto social, cultural y educativo nació en 2016 para dar una respuesta a estas preguntas y mostrar el mensaje que esconden las obras de arte de tantos artistas nacionales e internacionales que han pintado el barrio de Embajadores. Se convirtió así el primer street art tour en Madrid con carácter diario.

Cooltourspain te mostrará la capital española de una manera alternativa y sus guías compartirán su conocimiento sobre el mejor street art de las zonas de Lavapiés y Malasaña. Del mismo modo, su Fundación colabora con proyectos sin ánimo de lucro y asociaciones locales para que personas en riesgo de exclusión social puedan aprender las técnicas utilizadas por grafiteros madrileños. El recorrido tiene dos horas de duración y comienza en la Entrada Teatro Valle Inclán (Calle de Valencia, 1).