El extenso legado de Joan Brossa

 

 

Joan Brossa en su estudio

 

 

 

Joan Brossa nace en Barcelona en 1919. Tuvo que abandonar sus estudios al comenzar la Guerra Civil, en la que participó como soldado del bando republicano. Desarrolla su carrera artística a partir de los años 40, en Barcelona, en un contexto marcado por la dictadura franquista y la ausencia de propuestas culturales innovadoras. En 1947 funda el grupo artístico de vanguardia “Dau al Set”, junto a Modest Cuixart, Joan Ponç, Arnau Puig, Antoni Tàpies y Joan-Josep Tharrats. A partir de 1950 su obra dio un giro hacia el compromiso social, que mantuvo hasta posteriormente hacerlo convivir con un carácter más conceptual a través de la poesía visual y los poemas objeto, expresiones que nunca abandonó. Tuvo influencia del letrismo, de la poesía visual y la poesía concreta, del grupo Fluxus, etc. Así como de la poesía de artistas como Marcel Mariën (1920-1993), Nicanor Parra (1914) e Ian Hamilton-Finlay (1925-2006).

 

 

 

Joan Brossa

 

 

 

Joan Brossa fue un artista con una producción extensísima en la que interrelacionó diferentes disciplinas artísticas. No dejó de buscar la experimentación hasta el momento de su muerte, en 1998, un año después de la cual se creó la Fundación Joan Brossa. Esta fundación se encargó de catalogar y custodiar el legado documental del artista, que abarcaba manuscritos de su obra artística y literaria, facsímiles, traducción de obras literarias, correspondencia, una colección de folletos, invitaciones, carteles, artículos y recortes de prensa, documentos de su participación política y social, una colección de fotografías, documentación administrativa (facturas, recibos, cuentas), etc. En 2012, tanto la biblioteca del artista (formada por seis mil libros y otras tantas revistas) como este legado documental, pasaron a la custodia del Centro de Estudios y Documentación MACBA.

 

 

 

Joan Brossa

 

 

 

La exposición, comisariada por Teresa Grandas y Pedro G. Romero, pretende mostrar las obras del artista en relación con la de otros artistas, de manera que se presentan numerosos paralelismos, se buscan diálogos y tensiones, y se enfatizan los aspectos performativos de la práctica poética de Brossa. Incluye más de 60.000 piezas, la gran mayoría de ellas inéditas, que comprenden documentos, libros, publicaciones, carteles, fotografías y sus conocidos poemas visuales.

 

Joan Brossa

 

 

 

El visitante podrá acercarse del 21 de septiembre al 25 de febrero del próximo año a los primeros libros de Joan Brossa, así como a sus últimas investigaciones plásticas, atravesando el teatro, el cine, la música y las artes de acción, gestos de los que fue pionero.

 

 

 

Joan Brossa

 

 

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.