La Galería Montenegro en Art Madrid\'15

La galería Montenegro dirigida por Víctor M. Rodeiro fue fundada en 1987, bajo la dirección de Víctor Rodeiro Montenegro. En sus comienzos estuvo orientada hacia artista gallegos del S. XX, siendo un objetivo el de contribuir a la divulgación del arte gallego, de ahí su estrecha colaboración en  exposiciones antológicas de pintores como José Frau, Arturo Souto, Sotomayor, Luis Seoane, Antón Lamazares, Manuel Pesqueira, Manuel Colmeiro y Antonio Fernández, sin olvidar el arte moderno y contemporáneo, con un especial interés en la vanguardia histórica.

 

Obra de Adolfo Scholsser.

Montenegro apuesta mezclar vanguardia con jóvenes artistas contemporáneos y en Art Madrid'15 propone obra de Bosco Sodi, Joan Miró, Wilfredo Lam, Adolfo Schlosser, A.R. Penk y de la joven fotógrafa viguesa Carla Andrade.

 

Fotografía de Carla Andrade.

 

Entre los nombres más consagrados destacamos a Wilfredo Lam (Cuba, 1902). Pintor cubano, uno de los más originales exponentes del surrealismo en Latinoamérica y creador de un nuevo lenguaje pictórico que fusiona la herencia cultural afrocubana con las últimas vanguardias europeas. Comenzó sus estudios de arte en la Academia de San Alejandro en La Habana, y en 1924 viajó a España para estudiar en la Academia de San Fernando de Madrid.

Tras el estallido de la Guerra Civil española (1936-1939), se trasladó a París (Francia) donde conoció al artista español Pablo Picasso, quien ejerció una fuerte influencia en sus primeras obras. En París se une al grupo de los surrealistas junto al poeta francés André Breton y al artista alemán Max Ernst. En 1941 regresó a Cuba en donde comenzó a desarrollar un estilo pictórico que, aunque en estrecho contacto con el surrealismo, adoptó elementos de la cultura afrocubana que dan forma a oníricas imágenes biomórficas de una imaginación exuberante. Su obra fue madurando hacia un estilo más esquemático casi monocromo, en constante búsqueda de un lenguaje propio de su tierra. 

Obra de Wilfredo Lam.

 

Otro de los artistas destacados por Montenegro es Bosco Sodi .Pintor mejicano que se mueve entre Barcelona, Nueva York y México. La obra de Sodi logra una materia pictórica rica en texturas, inspirada tal vez en el informalismo de Tàpies pero incluyendo excelentes ejemplos de color siguiendo la huella de las experiencias de un marcado carácter conceptual de Kandinski y Malevich, sin perder los planos de color que nos remiten a los trabajos de Rothko.

Jaume Vidal en el catálogo de su exposición en la galería barcelonesa de Shatevín Art comentaba en relación a su obra: “…Bosco Sodi continúa la reflexión de aquellos artistas del Informalismo y el Expresionismo abstracto, artistas de lo profundo, visionarios, artistas que alumbran la vida subterránea de las cosas.”

Obra de Bosco Sodi.

 

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.