LA CARA DE LA MODERNIDAD CONTEMPORÁNEA

Lyonel Feininger, Sin título (Cristales rotos), 1927. Óleo sobre lienzo, 72 x 70 cm. Colección particular. Cortesía Moeller Fine Art, Nueva York © Moeller Fine Art, Nueva York © VEGAP, Madrid, 2017. Imagen cortesía de Fundación Juan March.

 

 

Lyonel feininger (1971-1956) fue un artista de origen americano con ascendencia alemana que fue un imprescindible para el panorama artístico de las vanguardias. Empezó su formación en la música, alentado por sus padres, quienes también compartían esa pasión. A los 16 años, su vida dio un giro y comenzó a experimentar con el dibujo y la ilustración, su principal pasión. Se adentró en el mundo del tebeo y sus viñetas pronto vistieron las portadas de revistas americanas y alemanas. Tras consolidar su carrera en dicho género fue decantándose cada vez más por la pintura y ésto le permitió desplegar libremente su capacidad creativa.

 

 

Los niños Kin-der: El famoso artista alemán Feininger presenta los personajes que va a crear. En The Chicago Sunday Tribune, 29 de abril de 1906. Impresión fotomecánica, 58 x 89 cm. © Moeller Fine Art, Nueva York. © VEGAP, Madrid, 2017.

 

 

A principios del S.XX, adoptó un lenguaje más abstracto adentrándose en el conocimiento de las líneas rectas y los planos fragmentados de color. Ya en 1919, el mismísimo Walter Gropius le alentó para impartir clases de grabado en la Bauhaus y esta fue su tarea hasta su clausura en 1932 por los nazis. Tras este acontecimiento histórico decidió trasladarse a Estados Unidos donde seguiría creando hasta su muerte. Aquí es donde entra la Fundación Juan March (Madrid), la cual lleva tiempo exprimiendo figuras y movimientos poco explorados.

 

 

Zirchow VII (1918). Óleo sobre lienzo, 80,7 x 100,6 cm. National Gallery of Art, Washington. © VEGAP, Madrid, 2017.

 

 

En la exposición “Lyonel Feininger (1871-1956)”, una retrospectiva de toda su carrera, se muestran más de 400 obras alternando técnicas y estilos que fue adoptando a lo largo de su vida artística. Provenientes de colecciones públicas y privadas de Europa y Estados Unidos, también se abordan los diferentes temas tratados como la caricatura, los dibujos satíricos, su fijación por los puentes o la representación de lugares tan emblemáticos como París o Manhattan. La exposición se completa con un catálogo que aguarda en su interior la biografía del artista con ensayos y textos de personalidades tan conocidas como Martin Faass o Sebastian Ehlert.

 

 

Vista de la exposición

 

 

El director de la Fundación, Javier Gomá, junto con el director de exposiciones Manuel Fontán, aseguran que es una figura que para muchos calló en el olvido, y con esta muestra quiere rendir homenaje a lo que fue un genio de su generación. La exposición estará vigente hasta el 28 de mayo.

Si las artes visuales despiertan las emociones en el espectador, y también la gastronomía, en su máxima expresión, puede provocar un efecto similar, la relación entre ambas “disciplinas” está más que demostrada.

El queso es una pieza fundamental dentro de la gastronomía, y su diversidad le permite formar parte de los diferentes espacios de ésta, desde los entrantes a los postres. Es por ello que Art Madrid lo incluye en esta edición de la feria desde un lugar ambicioso, en el cual se le da al queso un acercamiento a la propia creación de una obra de arte, tanto desde el punto de vista del tiempo invertido en su proceso de ejecución como del estudio prácticamente personalizado que se le dedica a cada uno de ellos durante su elaboración.

Como si de un artista plástico se tratase, el Maestro Afinador de quesos ejecuta una serie de acciones convirtiendo cada pieza en un elemento exclusivo e individualizado. Esto es lo que consigue la quesería madrileña QAVA de Quesos y su Maestro Afinador José Luis Martín.

“QAVA & MARTÍN AFINADOR es un nuevo concepto de tienda: un espacio singular diseñado para degustar, aprender, difundir y comprar queso en Madrid, en pleno barrio de Retiro.”

José Luis Martín es una pieza clave en la quesería QAVA. Lleva trabajando en el mundo del queso más de 30 años, impartiendo formación por todo el mundo, visitando queserías, realizando consultorías y asesorando en el diseño y la puesta en marcha de alguna de las tiendas más emblemáticas de quesos de España. El hecho de conocer personalmente a los productores, e incluso asesorarlos en la fabricación y el diseño de sus productos, le permite seleccionar lotes específicos, en diferentes estadios de maduración, para completar el afinado del queso y así convertir cada pieza en un producto único, diferente y con un sello propio, el del afinador.

En el perfil del Maestro Martín Afinador se funden la experiencia y el conocimiento puro. Martín Afinador es asesor y consultor de queserías artesanales y diseño de producto, y de las mejores tiendas especializadas del país, director de Gourmetquesos, director y coordinador del Campeonato de los Mejores Quesos de España durante 9 ediciones, director Técnico y jurado en concursos y catas nacionales e internacionales de quesos, colaborador del Ministerio de Agricultura y de la Academia de Gastronomía Española, director y coordinador de la sección de quesos de la Guía Repsol de los mejores Alimentos de España y formador para escuelas de hostelería y centros de enseñanza, entre otras actividades.

El afinado del queso es un proceso complejo que requiere tiempo y dedicación, además de un uso desarrollado de los sentidos. El Maestro Quesero Afinador, como técnico especialista en la materia, trabaja todos los estadíos del queso (variados y complejos), controla todas las etapas de transformación de la materia prima, supervisa la evolución y desarrollo de los quesos según las características de cada uno de ellos, verifica la calidad y el estado en que llegan los quesos a sus cavas, su cuidado y conservación, y; por último, controla su embalaje y el tipo de envoltorio adecuados para su mejor conservación.

En Qava de Quesos cuentan con dos Cavas de Afinado de Quesos. En estas “cuevas de afinación” o cámaras frigoríficas diseñadas en condiciones constantes de temperatura, humedad y aireación, “cuidamos con mimo los quesos hasta llevarlos a su punto óptimo de consumo”. El trabajo del afinado conlleva disponer los quesos en baldas de madera, volteado diario y/o lavados frecuentes, cepillados periódicos, así como otras manipulaciones con carácter regular.

Entre los servicios que ofrece Qava de Quesos podemos encontrar cursos y talleres específicos, realización de eventos para grupos y empresas, y asesoramiento sobre diseño de tiendas y cavas de afinado.