Luis Gordillo, pictórico y visceral

 

 

 

Luis Gordillo, “Cabeza con franjas”, (1964)

 

 

 

Luis Gordillo (1934), pintor sevillano de referencia en el panorama artístico español y símbolo de la vitalidad de la pintura, atraviesa distintas etapas artísticas que se reflejan de manera cronológica en la exposición. Su obra viaja desde un informalismo pictórico inicial hasta intervenciones en el espacio público, como la realizada en la estación del metro Alsacia, en Madrid.

 

 

 

Luis Gordillo, "La pareja americana" (1974)

 

 

 

Los intereses temáticos de Gordillo son los que atañen al cuerpo, desde un punto de vista visceral. Así, en sus cuadros aparecen cerebros, tripas, células y vísceras en general, representadas a través de un lenguaje no figurativo que se inclina hacia la abstracción. Sin embargo, el propio autor reacciona reticente a considerar su obra plenamente abstracta. El artista ha permanecido ligado a los avances tecnológicos, sobre todo a los que se refieren al uso de la fotografía, pues la toma como herramienta fundamental en el proceso creativo. Se sirve de ella para experimentar constantemente con el color y la composición de sus cuadros. Pinta, fotografía, reinterpreta la fotografía y así sucesivamente.

 

 

 

Luis Gordillo, "Vesícula" (1986)

 

 

 

En la exposición podrán contemplarse sus primeros trabajos de mediados de los años sesenta, relacionados con el pop británico: cabezas, los “tricuatropatas”, peatones y automovilistas. En los ochenta, destaca su serie de “meandros”, que refleja su visión científica de lo orgánico y del cuerpo como fragmento. En los noventa, realiza cuadros con un sentido escenográfico y espectacular. Los 2000 se caracterizan por el uso de los avances tecnológicos y su experimentación dentro del mundo digital. De los últimos años destaca una nueva serie de sus cabezas.

 

 

 

Luis Gordillo "Blancanieves y el Pollock feroz" (1996)

 

 

 

La muestra que presenta el CGAC está comisariada por Juan Antonio Álvarez Reyes, director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla y Santiago Olmo, director del CGAC y podrá visitarse hasta el 17 de septiembre. 

 

 

 

Imagen del mural de Gordillo en la estación de Alsacia

 

 

 

En Art Madrid amamos el arte en todas sus vertientes. Por ello, con motivo de nuestro 15º aniversario y gracias a Cooltourspain.com , los asistentes a la feria Art Madrid’20 tendrán la posibilidad de disfrutar gratuitamente de una visita guiada de arte urbano para descubrir el street art que esconde Lavapiés, uno de los barrios más multiculturales y coloridos de Madrid.

Con el código ARTMADRID2020

y tu entrada para la feria ArtMadrid’20 podrás disfrutar de manera gratuita del "Street art Tour Lavapiés" los días 26, 27 y 28 de febrero a las 11:00 de la mañana. El aforo es limitado, así que no lo dudes, reserva tu cita en Cooltourspain.com y una vez recibida la confirmación solo tendrás que ir con los ojos bien abiertos para disfrutar de esta magnífica experiencia.

El street art o arte urbano es la expresión del arte en los espacios públicos ya sea en forma de murales en edificios restaurados, graffiti, pintura de calle o acciones artísticas comisariadas. ¿Cuáles son las historias de fondo de cada artista? ¿Cuáles son los problemas sociales que afectan a nuestra ciudad?

Este proyecto social, cultural y educativo nació en 2016 para dar una respuesta a estas preguntas y mostrar el mensaje que esconden las obras de arte de tantos artistas nacionales e internacionales que han pintado el barrio de Embajadores. Se convirtió así el primer street art tour en Madrid con carácter diario.

Cooltourspain te mostrará la capital española de una manera alternativa y sus guías compartirán su conocimiento sobre el mejor street art de las zonas de Lavapiés y Malasaña. Del mismo modo, su Fundación colabora con proyectos sin ánimo de lucro y asociaciones locales para que personas en riesgo de exclusión social puedan aprender las técnicas utilizadas por grafiteros madrileños. El recorrido tiene dos horas de duración y comienza en la Entrada Teatro Valle Inclán (Calle de Valencia, 1).