PICASSO Y LOS GRANDES MAESTROS

En todo proceso de formación, los artistas aprenden de los maestros, copian las técnicas, estilos y obras de sus antecesores hasta madurar su propia personalidad creativa. Esta evolución pasa necesariamente por imitar, repetir e interpretar tomado como referentes las piezas más representativas de la historia del arte. A partir de ahí se construye la identidad particular del artista, que en ocasiones se apoya en obras anteriores para ofrecer una lectura actualizada. Así ha sucedido con Duchamp, Modigliani, Damien Hirst, Goya, Bacon… y el mismísimo Picasso.

Pablo Picasso, “Meninas”, 1957

Decía Picasso que “los grandes artistas copian, los genios roban”. Este maestro del S. XX ha querido también reinterpretar algunos de las obras más icónicas de la historia de la pintura y para ello ha buscado inspiración en los grandes museos europeos, como el Prado o el Louvre. Con su trabajo, el malagueño se adaptaba a los nuevos tiempos del modernismo basándose en los clásicos.

Pablo Picasso, "Jacqueline con sombrero de paja", 1962

El Círculo de Bellas Artes acoge la exposición “Picasso y el museo” en la que explora esta faceta tan poco estudiada del pintor. Mucho se ha escrito sobre el origen del cubismo y de la impronta de Picasso en la historia universal de la pintura, sin embargo, no siempre se ha analizado su obra desde la óptica de sus grandes influencias.

Pablo Picasso, “Hombre con gorguera”, 1962

Desde que Picasso visitó el Prado cuando tenía 13 años, la repercusión de estas grandes obras, que tanto lo impactaron, se puede rastrear en muchas de sus composiciones. Ingres, Manet, Velázquez, Courbet, Zurbarán, Delacroix, Rembrandt… han dejado una huella, no siempre evidente, en el imaginario del autor. A veces oculto entre los ángulos de sus figuras cúbicas o escondido entre los trazos de sus bocetos… la inspiración tiene mucho de homenaje e imitación.

La exposición está abierta hasta el 16 de mayo y se completa con una programación de visitas guiadas y actividades infantiles pensadas para conocer mejor este aspecto poco explorado de la obra picassiana.

Para su próxima edición de 2019 Art Madrid apuesta por el talento creativo del artista madrileño Rubén Martín de Lucas, quien presentará en exclusiva una nueva entrega de sus “Repúblicas mínimas” y tendrá una participación muy activa en la feria.

La elección del artista invitado responde al deseo de Art Madrid de apoyar a autores en una fase inicial o intermedia de su carrera que destaquen por su carácter comprometido, su búsqueda constante de nuevos lenguajes expresivos, la continuidad en su práctica artística y el desarrollo de proyectos con vocación transnacional que exploren nuevos discursos en el arte contemporáneo. Es una apuesta firme por el talento creativo que la feria quiere traducir en dotar de mayor presencia al artista involucrándolo en acciones participativas que impliquen al público con los procesos de producción artística.

Rubén Martín de Lucas, "Repúblicas mínimas", nº 5

Desde el comienzo de su carrera en solitario, Rubén Martín de Lucas ha desarrollado un trabajo centrado en la relación del individuo con el entorno y su intervención sobre el territorio. La carga discursiva de la obra de este artista multidisciplinar adopta numerosas formas y propuestas, desde pintura a fotografía, si bien en los últimos tiempos sus proyectos tienden a la videocreación. Con un lenguaje expresivo que parte de la exploración del paisaje y el análisis de la huella del hombre en la naturaleza, Rubén propone una aproximación crítica a ciertos conceptos impuestos que se traducen en delimitaciones artificiosas, en barreras y separaciones ficticias de las que el paisaje no entiende. Como él mismo explica: “hablo de fronteras, del extraño concepto de propiedad de la tierra, de superpoblación, de agricultura industrial, de la antropización del paisaje. Comprender mi trabajo lleva un tiempo y un pequeño esfuerzo por parte del espectador”. A estas ideas responde su proyecto más ambicioso “Stupid borders”, del que “Repúblicas mínimas” es una de sus líneas de trabajo: un proceso de creación permanentemente abierto que tendrá en Art Madrid una nueva entrega inédita.

Rubén Martín de Lucas, "Repúblicas mínimas", nº 11

Desde Art Madrid queremos poner en valor la evolución constante, la indagación expresiva y el compromiso discursivo del trabajo de Rubén. Se trata de un artista incansable que no entiende de obstáculos y arriesga en sus obras con propuestas innovadoras. Además, tiene un discurso artístico maduro y trascendente, resultado una trayectoria coherente y muy prometedora.

Rubén Martín de Lucas se tituló en Ingeniería Civil en 2002, pero ya antes de concluir sus estudios empezó a despuntar en su vertiente artística al cofundar el grupo Boa Mistura, un colectivo que destaca principalmente por sus intervenciones de arte urbano en Brasil, Sudáfrica, Alemania, México o Noruega. En 2015 decidió iniciar su carrera en solitario con un discurso volcado en la reflexión de la intervención del hombre en el entorno; una línea temática de la que han surgido ya varios proyectos y que le han permitido a Rubén participar en numerosas exposiciones dentro y fuera de España.