Publicaciones de arte en Art Madrid\'15

CURADOR, Juxtapoz, INPUT, Mapping Residencies,Tendencias del Mercado,… Art Madrid apoya el enorme trabajo de las revistas especializadas en cultura y arte contemporáneo y les reserva un hueco en su espacio y en su programa. Este año, en la Galería de Cristal, tenemos colaboradores de lujo, algunos con larga trayectoria y otros recién nacidos pero todos comparten la pasión por la información y la comunicación de la cultura y el arte contemporáneos y ese gusto - ya casi fetichista - por la edición en papel.

 

Portada del nº3 de INPUT.

 

Entre los recién llegados se encuentra la revista input que acaba de sacar su tercer número en papel después de comprobar su éxito on-line, es una publicación de cultura contemporánea que “promueve el arte como lengua global, manifestación de libertad y diálogo de vanguardia” y que, dirigida por Hugo álvarez, cuenta en su comité editorial con Martí Manen, Lorena Muñoz-Alonso, Sonia Fernández Pan, Luis Osa y Álvaro de los Ángeles. En su espacio en la feria, dentro de la nueva Zona Lounge, input expondrá algunos de sus Page Specific, páginas de la revista intervenidas, entre otros, por Serzo, Françoise Vanneraud, Luis Vasallo o Julia Mariscal. Estarán a la venta, así que es una buena oportunidad para llevarse una pieza única.

 

Page Specific de Françoise Vanneraud y de Jose Luis SERZO.

CURADOR nace para crear un formato de revista nuevo, una nueva manera de generar y divulgar cultura, exportando la galería de arte al mundo editorial, convirtiendo la publicación en un museo donde artistas de diversos ámbitos exponen su obra, comisariados y comisariadas por profesionales diferentes en cada ocasión.

 

La publicación quiere convertirse en una importante plataforma, tanto en papel como online, para el trabajo de artistas del mundo de la fotografía, la ilustración, el diseño, la edición, la arquitectura, el cine y cualquiera de las distintas disciplinas que engloba el arte. Tras el éxito de su versión digital, que estrena curador o curadora cada mes, CURADOR lanza en la Semana del Arte su versión impresa, cuyo primer número ha contado con la inestimable colaboración de Ernesto Artillo. Para vestir su espacio en Art Madrid’15, el director de la publicación, Alejandro Meitin ha seleccionado obra de algunos de sus artistas colaboradores, como Rocio Montoya, Ernesto Artillo, Jorge Flores o Gustavo Lacerda.

 
Obras de Rocío Montoya ("Nosotros") y de Ernesto Artillo (“Ernesto Artillo, Curador y Holzweiler”).

 

Junto a las publicaciones noveles, dos cabeceras de más larga trayectoria y referentes cada una de ellas en su sector.

JUXTAPOZ, revista mensual americana creada en 1994, especializada en diseño gráfico, arte urbano e ilustración y que se ha convertido en la Biblia del arte contemporáneo underground estará en nuestro espacio con su número de febrero de la edición de Juxtapoz Latin América y con obra original de  Okuda y Sen 2 (NY).

 

Por su parte, Tendencias del Mercado del Arte es una de las revistas decanas de nuestro país. Fundada en 2007, con periodicidad mensual y distribuída en 10 países, es la revista más influyente en español sobre arte y coleccionismo. Dirigida por Vanessa García-Osuna, Tendencias del Mercado… es rigurosa, amena y con un elegante diseño, “una herramienta indispensable para el connoisseur, el coleccionista novel o el simple amante del arte” como aseguran desde la redacción. Sus exclusivos contenidos son elaborados por prestigiosas firmas y ofrecen una privilegiada panorámica sobre el arte en todas sus manifestaciones: desde las antigüedades clásicas hasta las últimas tendencias del arte contemporáneo.

 

El miércoles 25 de febrero, además, Art Madrid’15 apadrina la presentación de la revista Mapping Residencies #2 dentro del Programa Paralelo de actividades de la feria.

 

Mapping Residencies es la primera publicación periódica impresa especializada en residencias para artistas y creación contemporánea. El primer número estaba dedicado a los espacios de creación alternativos en Nueva York y ahora el tema central es 'Redes'. ¿Qué aporta trabajar en red para organizaciones y artistas? En un sistema artístico global, ¿qué oportunidades tienen los artistas para construir redes profesionales? ¿Cómo de determinante es en su práctica artística? Durante la presentación, el equipo de dirección de Mapping Residencies hablará además sobre los objetivos generales de la revista; qué interés ofrece el estudio de los programas de residencias, qué aportan a la creación contemporánea, y cuál es la apuesta de Mapping Residencies al crear un proyecto editorial. En la presentación intervendrá Alejandro Botubol, artista visual participante en programas de residencias en Estados Unidos (Nueva York) y España y colaborador de la revista.

 
 

 

Dentro de los perfiles profesionales especializados que se pueden encontrar en el sector cultural, y más concretamente, en el ámbito de las artes visuales, una de las ocupaciones más recientes es la del comisario. Si la década de los 80 fue el auge del rol del artista, con su carácter innovador y la puesta en valor de su figura como articulador esencial de las propuestas creativas, el final de siglo trasladó el interés hacia los propios centros expositivos y su labor como custodios de la producción actual y como espacios para dar cabida a todas las propuestas. El cambio de milenio introdujo con fuerza en este panorama el rol del comisario. Quizás unido a una crisis de identidad social, quizás a la complejidad que está adquiriendo actualmente los proyectos contemporáneos, la necesidad de construir, articular y ahondar en los discursos artísticos se hizo evidente.

Aunque las funciones encomendadas a esta profesión no son nuevas en su totalidad, pues antes habían sido asumidas por conservadores, críticos o expertos según las temáticas, el rol ha adquirido solidez porque aúna todas estas finalidades al tiempo que permite la especialización de otros profesionales en sus respectivos ámbitos de competencia. Ahora bien, como algunos comisarios mismos señalan, no debe olvidarse el espíritu genuino de esta figura, que ha nacido para facilitar el entendimiento del discurso, crear narrativas dentro de un contexto en ocasiones caótico y disperso, mediar entre las obras y el espectador y crear puentes entre el arte contemporáneo y la sociedad.

El arte de nuestros días plantea multitud de incógnitas para el visitante que debe enfrentarse a propuestas muchas veces alejadas de los cánones estéticos pautados, lo que da paso a la incertidumbre y el desconcierto; pero, a su vez, estas obras emplean un lenguaje más cercano, unos materiales y hasta composiciones desprendidas de la sofisticación y el alarde técnico de antaño, algo que, lejos de favorecer la proximidad con el mensaje, genera cierto distanciamiento. Lo que acabamos de describir es parte de la esencia misma del arte actual. El cuestionamiento de las pautas formalistas y el recurso a elementos tangibles más utilitarios que embellecedores son los nuevos criterios de la creación, donde, por encima de todo prima el mensaje que se quiere transmitir.

Asimismo, otra característica intrínseca de la obra de nuestro tiempo es la preocupación de los artistas por temáticas más inmediatas, por cuestiones de carácter social, político y económico que buscar crear un revulsivo narrativo y conceptual, dejando atrás la prioridad estética o, mejor dicho, haciendo del discurso su propia estética. En este contexto, por extraño que pueda parecer, la creación contemporánea se encuentra con una barrera lingüística dificultando el entendimiento del espectador. Y a esta circunstancia se suma la abundante producción actual, abarcando un amplio abanico de temáticas que no son sino trasunto de nuestra sociedad diversa y globalizada.

El comisario contribuye a facilitar esa comprensión articulando un discurso coherente que permita la agrupación de ideas conexas para cohesionar el mensaje. Esto exige tener un profundo conocimiento del estado actual del arte, de las líneas de trabajo de los creadores, de las propuestas estéticas más recientes y de las demandas reales de la sociedad para tender un puente al diálogo y permitir el acercamiento al arte. Si el arte se ocupa de los mismos asuntos que nos preocupan a todos, ¿cómo no vamos a compartir sus postulados? La mediación cultural requiere del trabajo de los comisarios para abrir una pequeña ventana a la reflexión y para posibilitar un espacio de intercambio y de generación de ideas. Compartimos el pensamiento que José Guirao expresó en una entrevista reciente: “El comisario es alguien que desvela algo nuevo y sería un error que los comisarios se conviertan en gestores”.

Entendido así el papel del comisario, muchas instituciones se han subido al carro de crear convocatorias específicas para que los nuevos profesionales puedan dar salida a sus propuestas. Recordemos a modo de ejemplo la convocatoria “Inéditos” de La Casa Encendida, “Se busca comisario”, de la Comunidad de Madrid, o la convocatoria de Comisariado de La Caixa.