Son Art Madrid´14. Cap 4: Art Lounge, Cervantes 6, Del Cisne y Moret Art

Obra de Rosa Muñóz (Galería Moret Art) 

Art Lounge

Ricardo Tenreiro da Cruz dirige esta galería lisboeta que abrió sus puertas en 2005 con la intención de integrar el punto de vista económico y el mercado con la apreciación y la difusión de la creación y sensibilidad artística contemporáneas.

En pleno centro de Lisboa, el principal enfoque de este espacio se centra en llevar a Portugal y sus artistas de renombre a todo el mundo y a precios competitivos a nivel internacional. Para ellos, en un mercado en expansión, donde la globalización es un hecho, es urgente dar a conocer esos nombres y sus trabajos en el circuito de arte más reconocido y acreditado.

Hoy en día, la galería está situada en un espacio nuevo y moderno, adaptado a cualquier tipo de exposición para proporcionar el apoyo y la estructura de la que a menudo carecen los artistas nacionales para dar el salto a la internacionalización. Sus características: modernización y diferencia.

Presentes en las principales ferias del mundo (India, México, Dubai…) en esta ocasión traerán a Art Madrid´14 la obra de Ana Michaelis, Florian Raiss, Uiso Alemany, Hélio Cabral, Carmen Calvo, João Noutel, Fernando Coelho y Fabio Camarotta.

 

Más información en: www.artlounge.com.pt

 

Cervantes6

Cervantes6 Espacio de Arte nace en Oviedo en 2007 con la intención de mostrar y promocionar mediante exposiciones individuales o colectivas, las obras de grandes maestros del arte y de jóvenes valores emergentes.

En sus exposiciones, bajo la dirección de Juan Martínez Descalzo, han optado por la figuración actual y reservan anualmente su espacio su “Cita con el grabado”, una exposición colectiva de obra gráfica original de alto nivel.

En mayo de 2013 inauguran “c6 tendencias”, un espacio virtual en el que confluyen artistas emergentes y consagrados con diferentes disciplinas artísticas: fotografía, grabado, escultura, video-arte, pintura... para promocionar a los artistas más allá de nuestras fronteras y facilitar al público y coleccionistas la adquisición de obra.

En Art Madrid´14 participan con la obra de Luis Repiso, Álvaro Reja, Mersad Berber, Fernando Suárez Reguera,Marta Petite,Irene Cruz, Lolo Serantes, Diego Benítez, Samuel Armas, Laura Medina.

 

Más información en: http://www.cervantes6.es/

 

Del Cisne Galería

La Galería del Cisne, fundada en 1960, es probablemente la galería de arte más antigua de Madrid y desde sus inicios ha dado gran impulso a la difusión y promoción de la ìntura catalana, como colaboradora de la Sala Parés de Barcelona.

Desde los años 80 está dedicada a la promoción del arte de vanguardias históricas, especialmente la de grupos como El Paso y Dau al Set, y de la pintura y escultura contemporánea en general.

Dirigida actualmente por Ignacio Maragall, la Galería Del Cisne vendrá a Art Madrid´14 con una valiosa selección de obra de: Miguel Ángel Campano, Saura, Tàpies, Hernández Pijuán, Arroyo, Zóbel, Gordillo, Uslé, Equipo Crónica, Salinas, Feito, Guerrero, Palazuelo, Ráfols-Casamada, Esteban Vicente, Le Corbusier, Martín Chirino.


Moret Art

Coleccionistas de arte desde 1914, el equipo de Moret Art, con base en A Coruña, sabe bien que cada colección es “tan única como su propietario” y partiendo de esta base ha desarrollado un proyecto tan ambicioso como imparable.

Consultora de arte, galería, gestión de colecciones, peritaje y estudios patrimoniales… Hoy Moret Art es una empresa formada por un equipo de profesionales especializados en el mundo del arte contemporáneo dirigida por Nuria Blanco Santiago y consagrada a la difusión y el desarrollo del trabajo de artistas emergentes, tanto nacionales como internacionales.

Moret Art traerá a la Galería de Cristal piezas de: Héctor Francesch, Toya García Senra, Xurxo Gómez-Chao, Cristina Moroño, Miguel Piñeiro, Jano Muñoz, Rosa Muñóz y Álvaro de la Vega.

 

Más información en: www.moretart.com

 

 

Dentro de los perfiles profesionales especializados que se pueden encontrar en el sector cultural, y más concretamente, en el ámbito de las artes visuales, una de las ocupaciones más recientes es la del comisario. Si la década de los 80 fue el auge del rol del artista, con su carácter innovador y la puesta en valor de su figura como articulador esencial de las propuestas creativas, el final de siglo trasladó el interés hacia los propios centros expositivos y su labor como custodios de la producción actual y como espacios para dar cabida a todas las propuestas. El cambio de milenio introdujo con fuerza en este panorama el rol del comisario. Quizás unido a una crisis de identidad social, quizás a la complejidad que está adquiriendo actualmente los proyectos contemporáneos, la necesidad de construir, articular y ahondar en los discursos artísticos se hizo evidente.

Aunque las funciones encomendadas a esta profesión no son nuevas en su totalidad, pues antes habían sido asumidas por conservadores, críticos o expertos según las temáticas, el rol ha adquirido solidez porque aúna todas estas finalidades al tiempo que permite la especialización de otros profesionales en sus respectivos ámbitos de competencia. Ahora bien, como algunos comisarios mismos señalan, no debe olvidarse el espíritu genuino de esta figura, que ha nacido para facilitar el entendimiento del discurso, crear narrativas dentro de un contexto en ocasiones caótico y disperso, mediar entre las obras y el espectador y crear puentes entre el arte contemporáneo y la sociedad.

El arte de nuestros días plantea multitud de incógnitas para el visitante que debe enfrentarse a propuestas muchas veces alejadas de los cánones estéticos pautados, lo que da paso a la incertidumbre y el desconcierto; pero, a su vez, estas obras emplean un lenguaje más cercano, unos materiales y hasta composiciones desprendidas de la sofisticación y el alarde técnico de antaño, algo que, lejos de favorecer la proximidad con el mensaje, genera cierto distanciamiento. Lo que acabamos de describir es parte de la esencia misma del arte actual. El cuestionamiento de las pautas formalistas y el recurso a elementos tangibles más utilitarios que embellecedores son los nuevos criterios de la creación, donde, por encima de todo prima el mensaje que se quiere transmitir.

Asimismo, otra característica intrínseca de la obra de nuestro tiempo es la preocupación de los artistas por temáticas más inmediatas, por cuestiones de carácter social, político y económico que buscar crear un revulsivo narrativo y conceptual, dejando atrás la prioridad estética o, mejor dicho, haciendo del discurso su propia estética. En este contexto, por extraño que pueda parecer, la creación contemporánea se encuentra con una barrera lingüística dificultando el entendimiento del espectador. Y a esta circunstancia se suma la abundante producción actual, abarcando un amplio abanico de temáticas que no son sino trasunto de nuestra sociedad diversa y globalizada.

El comisario contribuye a facilitar esa comprensión articulando un discurso coherente que permita la agrupación de ideas conexas para cohesionar el mensaje. Esto exige tener un profundo conocimiento del estado actual del arte, de las líneas de trabajo de los creadores, de las propuestas estéticas más recientes y de las demandas reales de la sociedad para tender un puente al diálogo y permitir el acercamiento al arte. Si el arte se ocupa de los mismos asuntos que nos preocupan a todos, ¿cómo no vamos a compartir sus postulados? La mediación cultural requiere del trabajo de los comisarios para abrir una pequeña ventana a la reflexión y para posibilitar un espacio de intercambio y de generación de ideas. Compartimos el pensamiento que José Guirao expresó en una entrevista reciente: “El comisario es alguien que desvela algo nuevo y sería un error que los comisarios se conviertan en gestores”.

Entendido así el papel del comisario, muchas instituciones se han subido al carro de crear convocatorias específicas para que los nuevos profesionales puedan dar salida a sus propuestas. Recordemos a modo de ejemplo la convocatoria “Inéditos” de La Casa Encendida, “Se busca comisario”, de la Comunidad de Madrid, o la convocatoria de Comisariado de La Caixa.