¡TODO PREPARADO PARA CELEBRAR EL 15º ANIVERSARIO DE ART MADRID!

¡Tenemos todo listo para celebrar el 15º aniversario de Art Madrid! La edición más festiva y dinámica está preparada para abrir sus puertas y celebrar el arte contemporáneo por todo lo alto. Pintura, fotografía, escultura, videoarte, performance y encuentros artísticos conforman la programación más extensa y variada de Art Madrid hasta el momento.

En esta edición Art Madrid se define por su carácter abierto e inmersivo. Un evento lleno de movimiento donde además de disfrutar de un amplio programa de expositores con una destacada perspectiva internacional contaremos con una intensiva programación dedicada al new media, arte de acción y performance gracias a la colaboración con la plataforma de videoarte PROYECTOR y bajo el comisariado de su director, Mario Gutiérrez Cru.

Mario Soria

Mind genius, 2019

Óleo sobre madera y juguetes de plástico

98 x 27cm

Jorg Karg

Surrender, 2017

Impresión por pigmento bajo vidrio acrílico sobre dibond de aluminio

80 x 80cm

Este año Art Madrid cuenta con la incorporación de nuevas galerías nacionales e internacionales. Con una marcada apuesta global, Art Madrid cuenta por primera vez con la parisina Galerie LJ y la italiana Galleria Stefano Forni de Bolonia. Sobresale también la presencia alemana con la incorporación de Urban Spree (Berlín) y Luisa Catucci Gallery (Berlín) y la especial participación austriaca de Offspace | galerie panoptikum (Gilgenberg). Desde el otro lado del océano aterriza la galería ecuatoriana Más ARTE Galería (Quito). En la participación nacional, se estrenan expositores de gran peso como N2 y Pigment Gallery desde Barcelona, además de es.Arte Gallery, de Málaga, como representación del sur peninsular.

Art Madrid sigue apostando por galerías nacionales que ya han demostrado tener un gran peso en la feria y que no podían faltar con sus nuevas propuestas para esta 15ª edición: las madrileñas Galería Kreisler, Marita Segovia, Soraya Cartategui, Galería BAT Alberto Cornejo y Galería Hispánica Contemporánea. Desde Asturias, Aurora Vigil-Escalera (Gijón), Bea Villamarín (Gijón) y Arancha Osoro (Oviedo). Luisa Pita (Santiago de Compostela) y Moret Art (A Coruña) por Galicia y también del norte peninsular Galería Espiral (Noja, Cantabria), Kurt Art Gallery (Guipúzcoa) y Rodrigo Juarranz (Aranda de Duero, Burgos). Desde Barcelona 3 Punts, Miquel Alzueta, Víctor Lope Arte Contemporáneo y Zielinsky, así como desde Valencia las nuevas propuestas de Alba Cabrera Gallery y Shiras Galería.

Mari Quiñonero

No.130, 2018

Pastel sobre papel

60 x 42cm

Onay Rosquet

Tuesday, 2018

Óleo sobre lienzo

80 x 80cm

En la representación de galerías extranjeras que renuevan su participación en Art Madrid destacan las galerías portuguesas Art Lounge (Lisboa), Paulo Nunes-Arte Contemporânea (Vila Franca de Xira), Galeria São Mamede (Lisboa/Oporto) y Nuno Sacramento (Ílhavo). Desde Alemania regresa Schmalfuss (Berlín) y la francesa Galería Norty (Carrières-sur-Seine). Y en esta celebración del 15º aniversario no podía faltar la taiwanesa Yiri Arts (Taipei) y la cubana Collage Habana (La Habana).

En una edición tan especial Art Madrid ha decidido redefinir y ampliar el programa comisariado One Project para transformarlo en un lugar de fricción y estímulo artístico. Con el título de “Salvajes. La cage aux fauves” y bajo el comisariado de Fernando Gómez de la Cuesta, One Project estará formado por la obra de 9 artistas que trabajan la creación contemporánea desde distintas perspectivas, presentando proyectos inéditos y específicos para la feria. One Project estará formado por Galería ATC de Santa Cruz de Tenerife representando a Nicolás Laiz y Alona Harpaz; Kaplan Projects de Palma, con los artistas Juan Carlos Batista y Santiago Palenzuela; MA Arte Contemporáneo también de Palma, con la obra de Andrés Planas, y Plastic Murs de Valencia, con la apuesta de Pichiavo y Julio Anaya y DDR Art Gallery de Madrid, en esta ocasión con la novedad escultórica de Roberto López y la pintura de Virginia Rivas.

Juan Carlos Batista

Psicopaisaje II, 2015

Impresión digital en papel de algodón

60 x 77cm

PichiAvo

Bristol Poseidon, 2019

Técnica mixta sobre tela

120 x 160cm

Como explica el comisario, el programa activa “una investigación sobre el mercado y las ferias como instituciones legitimadoras de las carreras profesionales en el mundo del arte, pero también sobre las modas, sobre las tendencias y las corrientes mayoritarias, fijando su atención en esos artistas resistentes que deciden transitar por caminos alejados de ellas”. Un espacio para las propuestas artísticas más arriesgadas y de última creación.

Otra de las grandes novedades de esta edición es la programación específica dedicada al videoarte y arte de acción. Junto a la plataforma de videoarte PROYECTOR y con el comisariado de Mario Gutiérrez Cru, al inicio de cada jornada de la feria el público podrá disfrutar de la mejor selección de piezas de videoarte de los festivales internacionales más destacados de todo el mundo para continuar con una inmersión directa en el arte a través de las presentación y encuentro con un artista cada tarde a las 17.00h. Abelardo Gil-Fournier, Fernando Baena, Mario Santamaría y Maia Navas serán los protagonistas de este espacio.

Y lo mejor siempre queda para el final ofreciendo al público una experiencia única e inolvidable: asistir en directo a las performances audiovisuales de artistas con gran reconocimiento internacional. Iván Puñal, Eunice Artur con Bruno Gonçalves, Arturo Moya con Ruth Abellán y Olga Diego buscarán una conexión intimista y personal con el espectador a las 20.00h en el interior de la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. Además, los visitantes de Art Madrid’20 podrán conocer el trabajo de los artistas Juan Díaz-Faes y Buba Viedma en el stand que dispondrá Yorokobu que con motivo de sus 10 años traerá amplia selección histórica de las portadas de la revista.

Asimismo, podrán tomarse un descanso y disfrutar de un cóctel gracias a Royal Bliss y su amplia gama de mixers donde también se realizarán acciones en directo con la participación de cinco artistas que interpretarán su propia versión del cuadro “El Perro Rojo” de Gauguin.

Y en una celebración tan especial no podía faltar la colaboración de Liquitex, que otorgará un premio en materiales valorado en 1.500€ a uno de los artistas participantes de Art Madrid que utilicen como principal medio en sus creaciones la pintura acrílica. El ganador se decidirá entre la organización de Liquitex y Art Madrid y el domingo 1 de marzo habrá en la feria un acto de entrega al premiado.

En definitiva, Art Madrid’20 celebra sus quince años de recorrido con su edición más dinámica y cargada de movimiento. Una ocasión excelente para adentrarse en el panorama de la creación actual, con una propuesta amplia y variada que destaca su compromiso permanente con los jóvenes creadores y las formas de creación más actuales.¡No te pierdas la auténtica fiesta del arte contemporáneo!

Uno de los propósitos del programa “Art Madrid-Proyector’20” fue ofrecer actividades en las que conocer la obra de algunos creadores invitados, y, a través de una charla interactiva, permitir al público abrir un diálogo directo con ellos. Por esta razón, del 12 al 14 de febrero, se organizaron en Medialab Prado tres clases magistrales con Patxi Araújo, Olga Diego y Lois Patiño, todos ellos autores que trabajan con la imagen en movimiento, pero que abordan sus proyectos desde una óptica diametralmente opuesta. Con esta agenda, pudimos tratar tres líneas esenciales de la videocreación actual: la fusión con la tecnología y la inteligencia artificial, la plasmación de performances con finalidades documentales y el videoarte con tintes fílmicos. Ya tuvimos ocasión de recordar la sesión con Patxi Araújo y su obra site specific “Sherezade” creada para la fachada de Medialab Prado. Hoy hablaremos del encuentro que tuvimos con Olga Diego y Lois Patiño.

Olga diego, foto de Javier Adiego

La clase magistral de Olga Diego se tituló “El vuelo como materia creativa”. Olga es una artista multidisciplinar que en los últimos años ha centrado su trabajo en la escultura y la performance o el arte de acción, que luego documenta con fotografía y vídeo. Este último aspecto es uno de los que más interés despierta para ella al reflexionar sobre cómo se produce la transformación de la pieza de un formato experiencial a uno grabado, y cómo los individuos nos hemos acostumbrado a consumir esta clase de productos finales, menos invasivos y desde un espacio de confort que nos proporcionan la intimidad de nuestros dispositivos.

Una de las principales líneas de investigación de Olga se relaciona con los sistemas de vuelo autónomo y la creación de artefactos capaces de elevarse sin apenas energía. ¿Se puede crear un material más ligero que el propio aire? Esta idea la ha llevado a experimentar con numerosas formas y conceptos científicos, a la vez que hacía un recorrido histórico por los inicios del vuelo y los progresos de la humanidad para inventar aparatos capaces de volar. No se trata solo de recuperar la historia de la aviación, algo que tiene una vertiente mucho más tecnológica y mercantilista, sino de indagar en las ideas, experimentos y pruebas que trataban de analizar el comportamiento del aire, las dinámicas de flujos y el diseño de estructuras aerodinámicas individuales, una inquietud que el ser humano puso de manifiesto desde el Renacimiento, con Leonardo Da Vinci.

Olga Diego, foto de Mario Gutiérrez Cru

Olga recupera muchos de estos conceptos y los aplica a sus proyectos recientes. En sus últimas propuestas ha trabajado también con figuras hinchables, como una alternativa al vuelo dirigido, empleando materiales plásticos para su construcción. Su última exposición “El jardín autómata”, que pudo disfrutarse en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante y la Sala de Exposiciones Lonja del Pescado, también en Alicante, es una gigantesca instalación formada por casi un centenar de esculturas inflable-electrónicas inspiradas en los hermosos, extravagantes y sugerentes personajes del Jardín de las Delicias, del Bosco. Esta nube de figuras humanoides y zoomorfas, que se mueven y laten gracias a los mecanismos electrónicos que los mantienen permanentemente inflados, retrata también los excesos del hombre, su falta de preocupación por la invasión del entorno, la sobreexposición al plástico y la explotación de los recursos naturales. Una composición que se fija en “el pecado”, como mensaje indirecto que se extraía, también, en la obra del Bosco.

Clase magistral de Lois Patiño. Foto de Marta Suárez-Mansilla

Por su parte, la trayectoria de Lois Patiño está íntimamente conectada al trabajo cinematográfico. Su clase magistral se tituló “Tiempo e imagen”. Sus piezas de vídeo, sean breves o largometrajes, encierran una preocupación muy ligada al lenguaje fílmico, pero en una senda que deja al margen las narrativas convencionales. Dentro de los motivos principales que ocupan su obra, Lois se decanta por estéticas más contemplativas, donde se prioriza el poder expresivo de la imagen en sí misma, sin buscar demasiados efectos añadidos en el cine convencional a través de efectos de sonido, diálogos u otros artificios.





Por eso, el trabajo de Lois resulta tan poético y lírico. Sus propuestas incorporan innovaciones tecnológicas para provocar efectos muy concretos en sus trabajos, pero todo ello ayuda a ahondar en los temas que preocupan a este creador y que, desde sus inicios, están presentes en su obra.

Lois Patiño, foto de Mario Gutiérrez Cru

Lois Patiño se ha interesado siempre por la relación del individuo con el paisaje y por cómo éste puede modular nuestra forma de comportarnos en sociedad y determinar nuestra idiosincrasia. ¿Hasta qué punto somos dependientes de nuestro entorno? ¿Cómo la cultura se define por la conexión con el paisaje? Estas y otras preguntas plagan la obra del autor en la que abundan muchas imágenes contemplativas.

Además, Lois nos presentó en primicia el trailer de su último largometraje “Lúa vermella” que a los pocos días de la clase magistral fue a presentar oficialmente a la Berlinale - International Film Festival de Berlín de 2020.